River Plate va a recibir esta noche a Palmeiras en el partido de ida de las semifinales de la Copa Libertadores, una serie que se definirá la próxima semana y donde Marcelo Gallardo procurará recortar con una suerte de maldición que viene viviendo desde el momento en que aceptó la dirección técnica del Millonario y que debe ver con el contrincante de siempre, Boca Juniors.

Los números señalan que al Muñeco le fué realmente bien en oposición al Xeneize, por otro lado, siempre que se lo cruzó en copas y lo suprimió, por año siguiente lo acabó pagando. Las estadísticas detallan que todas y cada una de las ocasiones en las que River suprimió a Boca, en la próxima edición de la Copa su conjunto fue eliminado en exactamente la misma instancia donde se había sacado de encima a su tradicional contrincante.

Temas



Apuesta Exitosa