Italia, más allá de las duras limitaciones actuales en numerosos países de Europa, calmó este lunes las medidas para contener el coronavirus en prácticamente todo el país y autorizó la apertura de museos y monumentos como el Coliseo de Roma. La enorme mayoría de las zonas italianas fueron clasificadas como «amarillas», o sea, de peligro moderado, con la salvedad de Prominente Adige (norte), Umbría (centro), Puglia, Cerdeña y Sicilia (sur), clasificadas como «naranja «, peligro medio.

Ninguna región figura como «roja», el nivel más prominente de peligro, una resolución que preocupa a los puesto que  va en oposición a la inclinación general en el resto países de europa, que han adoptado medidas muy severas frente a los nuevos brotes. La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió el jueves que era «bastante próximamente para relajar» las limitaciones gracias a la circulación «todavía altísima» del virus.

«Italia está bogando en oposición a la corriente», aseguró Walter Ricciardi, entre los que aconsejan al Ministerio de Salud italiano sobre la pandemia, en una entrevista el viernes a AFP. Las limitaciones se multiplicaron el objetivo de semana en Alemania y Francia para protegerse de las novedosas variedades del coronavirus. En Portugal actúa desde el 15 de enero el confinamiento general, mientras que la región de La capital de españa, entre las más impactadas de España, endureció las medidas.

En Italia el nivel de peligro fue decidido basado en criterios como la tasa de ocupación de las entidades de cuidados intensivos y la tasa de reproducción del virus. El nivel amarillo deja, entre otras muchas cosas, la apertura de bares, cafeterías y sitios de comidas a lo largo del día y posibilita la circulación de personas. Los sitios de comidas y cafeterías, que hasta la actualidad podían abrir para llevar, van a poder recibir a los usuarios en sus mesas hasta las 18:00, mas en un número con limite y acatando las reglas para el distanciamiento.

Cocina Diabetes

Abrir museos, mas sostener la precaución

Los museos asimismo tienen la posibilidad de abrir, mas solo a lo largo de los días de la semana, mientras que los últimos días de la semana continuarán cerrados para eludir aglomeraciones. Los primordiales monumentos turísticos de la península reabrieron este lunes al público, entre el Coliseo. Asimismo los Museos del Vaticano, que alojan a la Capilla Sixtina y los conocidos frescos de Miguel Ángel, entre las superiores misiones turísticas de todo el mundo, fueron libres y han comunicado que de hecho el sábado va a ser viable visitarlos a fin de que los romanos que trabajan logren gozar de sus espléndidas compilaciones.

Monumentos simbólicos de la ciudad más importante italiana, entre el Panteón, la Galería Borghese  y el Castillo de San Angel, asimismo se tienen la posibilidad de conocer.  Cerca de Roma, en Tivoli, las reconocidas Villa d’Este y Villa Adriano, la increíble vivienda del emperador de roma, asimismo han abierto sus puertas. El toque de queda se sostendrá vigente en todo el territorio desde las 22:00 hasta las 05:00.

El domingo, la península registró 11.252 nuevos casos de coronavirus, un número inferior a los 12.715 registrados el sábado. Cientos de personas salieron a las calles y parques de las primordiales localidades italianas el objetivo de semana, a pesar de que aún estaban actuales las limitaciones, con lo que el ministro de Salud, Roberto Speranza, lanzó un grito de alarma.

«Pasar a la región amarilla no significa que hemos salido del riesgo, debemos accionar con mucha precaución, para no perder los adelantos completados en las últimas semanas», advirtió. Los líderes italianos están concentrados en la crisis política causada por la dimisión el martes del presidente Giuseppe Conte.

Una sucesión de consultas políticas están en curso para buscar una salida y por el momento no se conoce si Conte, que ha lidiado desde el principio con la pandemia, continuará en el cargo. Italia fue el primer país europeo azotado por el coronavirus y registró más de 88.000 muertes desde el principio de la pandemia, que afectó asimismo la tercera economía de la región euro al desatar la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial.





Fuente

Apuesta Exitosa