Florianópolis, sur de Brasil. Sorprendente anuncio vinculado a la circulación temprana del coronavirus en la región. (Foto: Shutterstock).

Un estudio en aguas residuales de la ciudad de Florianópolis confirmó que el virus del COVID-19 ya circulaba en Brasil libremente al menos un mes antes de los primeros casos oficiales de enfermos en la ciudad china de Wuhan y tres meses antes del primer caso notificado en el Brasil, el 26 de febrero de 2020.

La investigación publicada en la revista Science of the Total Environment fue realizada por el Área de Microbiología de la Universidad de Burgos (UBU) en alianza con la Universidad Federal de Santa Catarina sobre una muestra tomada el 27 de noviembre de 2019 en alcantarillas de la ciudad del sur de Brasil.

“Este descubrimiento en Florianópolis junto a otros hallazgos hechos en París, Milán y Barcelona, muestra que el virus estaba circulando antes de que nos diéramos cuenta de que teníamos un problema”, dijo a Radio Francia Internacional el coordinador de la investigación, Alfonso David Rodríguez Lázaro.

“No se trata de un caso aislado”, apunta Rodriguez Lázaro. » Nuestro estudio se hizo en aguas residuales y encontró que había gran cantidad de gente que estaba excretando el virus en Florianópolis, región brasileña de Santa Catarina, mucho antes de que se reportaran los primeros casos de contagio en Brasil”.

Según el investigador, el hallazgo no incide en lo que científicamente se ha probado sobre la trazabilidad del Sars-Cov-2: se trata de un virus de origen animal, no creado en laboratorio, que directa o indirectamente saltó al ser humano en la localidad china de Wuhan.

El experto precisa que, aunque se trata de un virus respiratorio, un número elevado de pacientes presentan diarrea como síntoma de la infección y la excreción del virus también es altísima: un enfermo puede excretar hasta mil millones de partículas por mil litros de diarrea, precisó.

Cocina Diabetes

De igual manera, otros estudios han demostrado que el virus circulaba en España, Francia o Italia antes de que se detectaran los primeros enfermos de Covid-19 en esos países.

En febrero, una investigación encontró pruebas de la circulación del virus en Francia también desde noviembre de 2019. En este caso los análisis se hicieron sobre muestras tomadas a 9144 adultos de todo el país en el marco de un estudio de salud a largo plazo.

Fabrice Carrat, del Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica ( INSERM) indicó que “los resultados sugieren que desde noviembre de 2019 la tasa de contaminación en Francia era ya de un caso positivo por cada 1.000”. “Aparecen casos de modo esporádico, un poco en todas partes del territorio”, agregó.

Brasil, en una situación crítica

En Brasil, la segunda ola de coronavirus provocó un colapso sanitario sin precedentes. La tasa de ocupación de camas de terapia intensiva supera el 85% en 25 de los 27 estados del país. El jueves se registraron por primera vez más de 100.000 contagios en 24 horas, un nuevo y siniestro récord en una pandemia que ya mató a más de 300.000 personas, según informó el Ministerio de Salud.

La curva ascendente de los últimos meses es vertiginosa. Desde la primera muerte el 16 de marzo de 2020 hasta los 100.000 muertos el 18 de agosto, transcurrieron 156 días. Luego la enfermedad pareció amainar y trascurrieron 152 días hasta los 200.000, el 7 de enero de 2021. Pero el salto a los 300.000 se dio en solo 77 días.

Ante la presión, el presidente Jair Bolsonaro anunció la creación de un comité de crisis, en lo que parece ser un cambio de rumbo ante una tragedia que con frecuencia buscó minimizar. “Hemos resuelto crear una coordinación junto a los gobernadores, bajo el mando del presidente del Senado”, y “un comité que se reunirá semanalmente con las autoridades para decidir el rumbo del combate al coronavirus”, dijo Bolsonaro.



Fuente

Apuesta Exitosa