Este mediodía, la Cancillería argentina, que conduce Felipe Solá, emitió un comunicado, en que manifestaron su «preocupación» por un mensaje de Twitter, en el que se aseguró que el Commander Submarine Force Atlantic (COMSUBLANT) habría operado con apoyo británico en el Atlántico Sur, “demostrando el alcance global de ambas naciones”. Sin embargo, esta tarde, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, corrigió la información. Rossi aclaró que ese submarino de Estados Unidos «se encuentra en aguas internacionales».

La diplomacia despertó la preocupación al asegurar que un navío del país estadounidense se encontraba en aguas argentinas. La información, según explicó la propia Cancillería, salió de la propia cuenta de Twitter de la COMSUBLANT. Éste buque, de acuerdo a la info, es capaz de portar y emplear armamentos nucleares en el Atlántico Sur. Ésto -según la diplomacia- va en contra de la Resolución 41/11 de la Asamblea General de las Naciones Unidas que dispone que a esta región «como zona de paz y cooperación».

Cocina Diabetes

A las horas, el titular de la cartera de Defensa resaltó que el Commander Submarine Force Atlantic «no está en aguas argentinas sino en aguas internacionales». A su vez, agregó que desde Cancillería «se está buscando la totalidad de la información». Asimismo, Rossi afirmó que se trata de «un submarino a propulsión nuclear». También, según indicó la agencia NA, aclaró que se habla de un navío que utiliza esa generación eléctrica, pero «parece que (se habla) de armas nucleares».

En el comunicado del departamento diplomático argentino se advierte que «no es la primera vez que la Argentina ha marcado, por otra parte la presencia de una base militar británica en las Islas Malvinas, que es contraria a distintas resoluciones de las Naciones Unidas». En esta línea, se remarca que «la utilización de esas fuerzas instaladas ilegalmente para los objetivos geoestratégicos globales son una demostración acabada de que los argumentos utilizados por el Reino Unido nada tienen que ver con la relación bilateral con la Argentina».

Asimismo, el escrito finaliza con un pedido «a todos los Estados signatarios del Tratado sobre la proscripción de las armas nucleares en América Latina y el Caribe (Tratado de Tlatelolco) y sus Protocolos Adicionales a respetar sus disposiciones y abstenerse de realizar todas aquellas actividades que pongan en peligro el estatuto de desnuclearización militar de la región».



Fuente

Apuesta Exitosa