Si tienes una comida, en la cuál eres anfitrión, no tengas dudas en acurdir a esta receta, tus comensales no van a poder salir de su desconcierto. El dulce de la piña se enmarcará con perfección en un mar de deseos únicos que van a ser bien difícil de olvidar. Integrar piña en un entrante logrará que quede mucho más rápido y, además de esto, le va a dar esa lozanía que precisará.

El pollo es una carne blanca con prácticamente nada de grasa que va a quedar increíble en un exquisito y rápido pastel como este. Si deseas gozar de una receta increíble y simple, anota este pastel de pollo con piña.



Apuesta Exitosa