Si tuviésemos que coronar a una reina de los años ´90, sin ningún género de dudas el primer nombre que pensaríamos es el de la icónica blonda Pamela Anderson. Ícono de la civilización habitual incuestionablemente, su figura cubierta en aquel mítico traje de baño rojo empapeló las habitaciones de los púberes a lo largo de los años de la tevé por cable y las consolas de juegos para videoconsolas que funcionaban con cartuchos.

El día de hoy a sus viejos fanáticos quienes gozaron de su época dorada en BayWatch o bien inclusive de su vídeo íntimo con su ex- marido, Tommy Lee, se le suman toda una exclusiva generación de fanáticos. Si bien lejos de los equipo de filmación, sigue más que vigente por medio de las comunidades, especialmente Instagram, y algona que otra mención en algún espectáculo en su calidad de ícono pop.

Temas



Apuesta Exitosa