Tras conocerse el número de inflación de enero, el economista de la Universidad de Belgrano Víctor Becker remarcó que el Gobierno nacional carece de un «plan coordinado» para frenar la suba de precios que solo aplica «medidas aisladas» que no van a solucionar el problema de fondo. Asimismo, el especialista aseguró que el plan de Martín Guzmán de una apreciación del 25% en el dólar para este año, es similar a la «tablita de Martínez de Hoz» y sostuvo que la inflación 2021 podría alcanzar el 50%.

Becker, director del Centro de Estudios de la Nueva Economía de esa universidad, advirtió que «mientras no haya un plan y una política global coordinada, vamos a seguir teniendo inflación». A diferencia del 5,5% previsto por el Gobierno, Becker estimó que la economía crecerá este año «solo entre 1% y 2%, por lo que se recuperará una parte de lo que se perdió con la pandemia», informó la agencia NA.

Agregó que ese crecimiento está «condicionado al tema de la vacunación, de cuanto veloz sea ese proceso, y en cuanto tiempo podemos volver a una economía con actividad normal». Explicó que el 4% de inflación en enero, «no es demasiado sorpresa, porque ya había sido alta en diciembre, y eso pasa porque hay múltiples factores que están jugando en estos niveles elevados, porque no hay una sola causa que genere el alza de precios».

Señaló que están impactando en el alza inflacionaria el aumento del precio internacional de los commodities, de los precios que regula el Estado como el servicio telefónico, y de factores estacionales como el alza en turismo. Advirtió que «un 4% de inflación mensual significa una anual del 50%, muy por encima del 29% que pretende alcanzar el gobierno, porque para eso se necesita un alza mensual del 2,15% y hay que cerrar esa brecha».

Cocina Diabetes

A su vez, aseguró que el anuncio del ministro de Economía, Martín Guzmán, de un apreciación del 25% en el tipo de cambio para este año, le hace recordar a la «tablita de José Alfredo Martínez de Hoz» y advirtió que «recurrir al atraso cambiario como en el pasado, es el peor de los remedios posibles, así seguiremos teniendo inflación». Considero que los funcionarios de Economía «no se tienen que enojar si el mercado dice que la inflación anual será este año del 50%, sino disponer una ataque fuerte contra el alza de precios».

Sobre el acuerdo de precios impulsado por el Gobierno, Becker señaló que «si se lograra un instrumento para bajar las expectativas inflacionarias, sería bueno», pero advirtió que «ya se dijo que las paritarias no van a tener techo, y veremos qué resulta de eso y cómo impacta en los costos de las empresas». Insistió en que «las medidas aisladas no dan resultado y hace falta un plan global de ataque a la inflación, porque con paliativos no se resuelven los problemas de fondo».

«La Argentina convive hace 80 años con procesos inflacionarios, todos sabemos cómo hay que protegerse, y todo el mundo remarca precios por las dudas, y los empresarios aumentan ante la posibilidad de un congelamiento de precios», añadió Becker. Consideró necesario «revertir las expectativas, convencer de que la inflación va a bajar, y darle señales a los agentes económicos de que eso va a pasar».

Por último, el economista indicó que si bien la inflación responde a varias causas hoy no es un problema la emisión que está realizando el Gobierno nacional. «En estos momentos la política monetaria y la emisión no son un problema, si vemos que en todo el 2020 aumentó 30%, un incremento debajo de la inflación del 36%, y en línea con el 29% que el Gobierno proyecta para este año», cerró el economista.





Fuente

Apuesta Exitosa