Una exclusiva testigo se sumó a las demandas contra Marilyn Manson por abuso sexual. La artista Phoebe Bridgers efectuó una alucinante demanda al garantizar que el artista tenía en su casa una habitación que mismo llamaba como “el cuarto de las violaciones”:

“Fui a su casa en el momento en que era joven, al lado de un conjunto de amigos. era una enorme seguidora. Y, mientras que recorríamos el sitio, se refirió a entre las habitaciones como ‘el cuarto de las violaciones’”, escribió la artista, de 26 años, en su cuenta de Twitter.

Temas





Fuente

Apuesta Exitosa