Este miércoles han comenzado ocupaciones de cuidado y limpieza en el embalse Potrerillos y eso podría ocasionar escasez de agua bebible en varias zonas de Mendoza. De esta manera lo detallaron desde Aysam, si bien asimismo aclararon que los operativos no están bajo compromiso de la compañía.

“La apertura de las compuertas del dique hace que el agua baje turbia“, contó a MDZ una fuente de la compañía. El líquido se convierte en una suerte de gel irrealizable de potabilizar, con lo que se desvía ese material antes de que llegue a las piletas. 

Temas



Apuesta Exitosa