La novedosa junta directiva del Barça va a tomar posesión en unos días y se empezarán a tomar resoluciones de futuro. Resulta obvio que va a haber cambios en todas y cada una de las parcelas para procurar revitalizar el club, pero hay consenso en lo que se refiere a la figura del entrenador: Koeman proseguirá a menos que haya una hecatombe inopinada de aquí a fines de temporada. La iniciativa es que el entrenador holandés comande el nuevo emprendimiento y la próxima temporada dictará sentencia. Si Koeman logra desenlaces es muy posible que prosiga y, sino más bien, se procurará una solución opción alternativa. La seguridad en el técnico, en la actualidad, es total.

Fué a mucho más



Apuesta Exitosa