El teletrabajo en destinos turísticos es una de las tendencias que cada vez gana más seguidores en pandemia. Son muchas las ciudades y lugares paradisíacos que han encontrado una oportunidad para repuntar el turismo atrayendo a extranjeros para que trabajen en sus tierras.

Barcelona es una de las ciudades de Europa que cuenta con mejor conectividad, seguridad sanitaria, accesibilidad a viviendas, una interesante variedad cultural, con una de las comunidades de extranjeros más grandes y con sorprendentes paisajes. Todos puntos positivos para los trabajadores que quieran vivir y teletrabajar desde allí.

Temas



Apuesta Exitosa