La Selección Argentina de handball, Los Luchadores, metió un batacazo histórico tras vencer a Croacia por 23 a 19 en la segunda fecha del Conjunto 2 del Mundial de Egipto. El conjunto nacional venía de vencer a El país nipón 28 a 24 en un partido muy, muy duro y en este momento tenía la misión de ganar o bien ganar para continuar con vida. Enfrente se encontraba uno de los más destacados conjuntos de todo el mundo, último subcampeón de Europa y enorme candidato a ganar la copa.

Argentina está a un paso de meterse en cuartos de final de la máxima rivalidad en lo que sería un logro sin precedentes. Para ese propósito, únicamente debe vencer a Probar en lo que va a ser un acercamiento muy, muy duro para el grupo albiceleste. El conjunto del español Manuel Cadenas Montañez -uno de los más destacados entrenadores de todo el mundo- procurará sostener el nivel exhibido este sábado frente Croacia.

Los liderados por «Manolo» defendieron como jamás antes en el Mundial y únicamente dejaron 19 tantos frente al subcampeón de Europa. Argentina dejó escasos muchos «simples» de una parte de los balcánicos, siendo el primordial razonamiento de esta histórica victoria. La concentración fue otro aspecto esencial para ganar, tal como asimismo el talento increíble de Fede Pizarro y Seba Simonet.

Lo ganó de principio a fin

El conjunto argentino empezó muy sincronizado el acercamiento. Tal es de esta forma, que el marcador inicial fue 5 a 0 en pos del grupo sudamericano. Croacia proseguía sin llevar a cabo pie al principio del juego y el marcador llegó a ser de 7 a 2, en un sueño del que nadie deseaba despertar. La férrea defensa llevó al grupo argentino a tener ciertas exulsiones, que le dejaron a los balcánicos arrimarse con 4 tantos seguidos.

Cocina Diabetes

Croacia ha podido remontar y la primera mitad acabó igualada 12 a 12. Los segundos 30 minutos han comenzado con los de europa adelante por vez primera en el partido, con un parcial de 13 a 12. Los Luchadores se repusieron rápidamente al gol balcánico y pasaron adelante por 15 a 13. El conjunto de «Manolo» no soltó nunca la virtud y se llevó el triunfo más esencial en la historia del handball argentino.





Fuente

Apuesta Exitosa