Como tantos proyectos que la pandemia hizo realidad o le dio el empujón estratégico, la plataforma Cafecito nació en la Argentina en el año del virus global. El padre de la criatura es un joven de 25 años, Damián Catanzaro, programador e innovador todoterreno (el término emprendedor, dice, le genera cierto repelús).



Apuesta Exitosa