Bienvenidos a bordo”, el programa conducido por Guido Kaczka, es uno de los más exitosos de El Trece. El mismo cuenta con la participación del modelo Hernan Drago, quien suele destacarse por sus imitaciones. El pasado martes, una de las participantes, Camila Cavallo, se convirtió en la reina del limbo. La expareja de Mariano Martínez tuvo que cruzar por debajo de una vara. “Parecía que se quedaba, pero pasó”, la felicitó el conductor.

Otra de las competidoras, Lola Becerra, no cumplió con el desafío, ya que tocó el palo con el cuerpo y este cayó al suelo. Más tarde, Juani Martínez quiso ser parte del reto. “Si lo logra, hay empate”, observó Kaczka. El joven festejó cuando pudo agacharse y cumplir con el objetivo. Sin embargo, los productores pusieron el bastón aún más bajo de lo que estaba, dificultándole la tarea a los jugadores.

Camila se atrevió a jugar, mientras que Guido le explicaba: “No se puede tocar con las rodillas ni con las manos. Después, se puede hacer todo”. Cavallo demostró tener una gran elasticidad cuando se dirigió al otro lado sin golpearse. Seguidamente, Juani debía hacer lo mismo para no quedar descalificado.

Cocina Diabetes

“Cómo se agarra la bandana”, señaló el conductor sobre Juani. El chico ya no se veía con la misma confianza que tenía en un principio. Al inclinar las rodillas para pasar debajo de la vara, se patinó y pegó contra el piso. Guido se burló del participante por la caída. Además, solicitó que transmiten nuevamente el video: “¡Mirá la repe, por favor!”.

Esta vez, lo mostraron en cámara lenta. Martínez se había golpeado levemente el trasero, dado que pudo atajarse con las manos. Kaczka bromeó: “Menos mal que este tiene pomposo, porque con hueso te la regalo”. “Intentó, pero no se pudo”, mencionó el locutor. A pesar de su fracaso, el joven fue optimista y se rio de su falla.





Fuente

Apuesta Exitosa