banner

Este martes Carla Vizzotti, ministra de Salud de la Nación, charló en la comisión de Salud de la Cámara de Miembros del congreso de los diputados. En ese contexto, rechazó una demanda que logró Graciela Ocaña, miembro del congreso de los diputados de Juntos por el Cambio y extitular de exactamente la misma cartera, en relación a un supuesto desvío de 60 vacunas Sputnik V mediante un vuelo de Compañías aéreas Argentinas hacia El Calafate, y aseguró: «No paré ningún avión«.

Según notificó la agencia NA, a lo largo de la presentación de Vizzotti, Ocaña le preguntó si tenía conocimiento del traslado de vacunas del Hospital Posadas al Hospital CAMIC de El Calafate, que según ella, tenía la meta de constituir un vacunatorio VIP en esa localidad. La ministra de Salud le respondió que no tenía nada que ver.

Cocina Diabetes

«Me preguntó si yo tenía conocimiento de esa situación y usted me mencionó que yo había llamado a Compañías aéreas Argentinas para parar un vuelo. No solo no llamé sino tampoco tenía conocimiento de esa situación. Deseo aclararle que no paré ningún avión, miembro del congreso de los diputados», manifestó Vizzotti contundentemente frente al cuestionamiento de Ocaña.

El supuesto llamado de Vizzotti, según la teoría de Ocaña, se habría dado para demorar el despegue del avión y que de esa forma, un funcionario del Ministerio de Salud pudiese llegar con una refrigeradora con vacunas. La ministra, por su parte, aseveró que el trueque de insumos «es una práctica frecuente» entre los centros de salud nacionales.

El secretario de Calidad en Salud del Ministerio de Salud, Arnaldo Medina, charló después y fortaleció lo que ha dicho Vizzotti sobre que los intercambios de insumos por medio de vuelos comerciales son comunes entre los centros de salud, y explicó que esos traslados acostumbran a hacerse a través de «cabinas de cortesía» que están en los aeroplanos para transportar medicación.



Fuente

Apuesta Exitosa