Sebastián Eskenazi, ex CEO de YPF, fue notificado sobre que la Justicia de Estados Unidos lo citó a declarar por la causa que investiga la expropiación de la petrolera argentina. El ejecutivo del Grupo Petersen había ido de vacaciones a Miami, y al llegar al aeropuerto, las autoridades le dijeron que debía presentarse el 1 de marzo ante los tribunales de Nueva York.

Según informó la agencia NA, un comunicado presentado por la empresa Petersen Energía, de la cual solía ser dueña la familia Eskenazi y está involucrada en la causa de YPF, expresó: «Los demandantes notificaron mediante cédula a Sebastián Eskenazi solicitando documentos y testimonio el 11 de febrero de 2021, durante una escala en Miami».

Cocina Diabetes

«Las cédulas de citación exigen la presentación de documentos el 26 de febrero de 2021 y una declaración el 1 de marzo de 2021», completó el texto. El Grupo Petersen había desembarcado en YPF en 2008 como socio minoritario de la empresa española Repsol, en el marco del «proceso de argentinización» de YPF que impulsaron los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

Cuatro años después, durante 2012, la entonces presidenta Cristina Kirchner avanzó con la expropiación de YPF, que abrió un conflicto judicial con Repsol. A finales del año pasado, la jueza Loretta Preska, del tribunal de la corte del distrito Sur de Nueva York, ya había convocado a declarar a distintos integrantes de la familia Eskenazi.

Según se calcula, el juicio podría costarle al país entre 2500 y 14 mil millones de dólares. El Estado, luego de la expropiación de YPF en 2012, se había quedado con el 51% de la compañía, mientras que Petersen Energía era el segundo accionista más importante, luego de Repsol. Luego, el fondo Burford compró los derechos para litigar de Petersen en la quiebra de la firma, que se declaró en bancarrota.



Fuente

Apuesta Exitosa