La Justicia decidió allanar y raptar el celular de Maximiliano Trimarchi, después de detallar por los vídeos de la cámara de vigilancia que estuvo en el country el día de la desaparición de Maradona sin que nadie lo hubiese informado.

Los fiscales que estudian las situaciones de la desaparición de Diego Armando Maradona empezarán a peritar este lunes el teléfono celular secuestrado al chofer que trabajaba para el «10» y que el día del fallecimiento se encontraba que se encuentra en el country San Andrés de Tigre, detallaron fuentes judiciales.

Se habla del iPhone 8 que fue secuestrado a Maximiliano Trimarchi, en su hogar allanado en el vecindario porteño de Villa Urquiza.

El peritaje se efectuará en la sede de la Fiscalía General de San Isidro, en la calle Acassuso 476, con el UFED (Gadget Universal de Extracción Forense, según sus iniciales en inglés), exactamente el mismo electrónico con el que se extrajo toda la información de los 4 celulares secuestrados a los médicos investigados, Leopoldo Luque y Agustina Cosachov.

Esta mañana, en la puerta de la sede judicial, el letrado de la psiquiatra Cosachov, Vadim Mischanchuk, ha dicho al canal de novedades TN que los fiscales avisaron a las partes para formar parte de «la apertura de esos gadgets electrónicos y de la bajada de esa información a una PC».

«Después hay un segundo desarrollo de la decodificación de esa información, descargada de la tarjeta SIM y del electrónico, y la fiscalía verá si convoca o bien no a prestar declaración» a Trimarchi, agregó.

«Aguardamos que la información que se baje colabore y asista para reconstruir el hecho, nuestro más grande interés es que se lleve a cabo una junta médica que elabore un dictamen en forma conjunta con los peritos de parte y, desde ahí, poder considerar responsabilidades con relación a lo que cada uno de ellos logró según su especialidad», concluyó Mischanchuk.

Cocina Diabetes

Trimarchi (44) es usado del letrado Matías Morla y su función era ser un chofer a predisposición de Maradona, no solo para mover personas, sino más bien asimismo toda clase de mercadería y logística.

Este hombre además de esto es hermano del letrado Marcelo Trimarchi, colega de Morla, y de Andrea Verónica Trimarchi, la contadora del exfutbolista y de Sattvica SA, la sociedad que tiene la explotación de las marcas comerciales «Maradona», «El 10», «La Mano de Dios», «El Diego» y «Diegol», por ejemplo.

Los fiscales Patricio Ferrari, Cosme Iribarren y Laura Capra eligieron allanar su hogar y raptar su celular después de entablar por vídeos de cámaras de videovigilancia y registros de los capital y egresos al country que aquel 25 de noviembre, Trimarchi había ingresado a las 11.44 con un Ford Focus a nombre de Morla y se encontraba en la vivienda del lote 45 en el momento en que se causó el deceso de Maradona, sin que nadie lo hubiese informado.

Desde el ámbito de Morla explicaron en su instante a Télam que ese día a Trimarchi le tocó mover hasta el country San Andrés a la psiquiatra Cosachov y al sicólogo Carlos Díaz, para la visita de estos expertos al «10» y que, si no le han tomado los datos, fue por una falencia de la policía o bien los gobernantes judiciales que llegaron después al country.

Inclusive, explicaron que el día del hecho, como no había espacio en los patrulleros, Trimarchi le logró de chofer a la policía para llevar en su coche a declarar a la psiquiatra, el sicólogo y la enfermera a la fiscalía de Benavídez.

Al análisis de los teléfonos asimismo se aúna el peritaje que se inició en la sede de la Policía Judicial de La Plata a seis PCs y tabletas que fueron secuestradas a Luque y Cosachov.

La iniciativa es poder obtener toda la información referida a los tratamientos médicos de Maradona contenida en los celulares, las PC y tabletas secuestradas, tal como asimismo las comunicaciones y mensajes que hayan tenido la gente investigadas sobre los instantes anteriores, concurrentes y siguientes al deceso del «10».

Apuesta Exitosa