Las compañías de medicina privada o bien prepagas confían en poder reunirse con el Gobierno nacional tras el intento fallido de incrementar las cuotas autorizado primero por el Ministerio de Salud, y después rechazado por el presidente Alberto Fernández. En un tiempo de confusión en el área, y en la mitad del incremento de contagios de Covid-19, la impresión de los primordiales players del mercado de seguros de salud es que se viene un ámbito difícil en temas de regulaciones.

«En el momento en que no hay respuestas cada uno de ellos saca conclusiones aproximadamente fatalistas», aceptó un prominente directivo de entre las primordiales prepagas del país, en diálogo con NA. En las firmas hay desconcierto en frente de la situación oficial, después de que el Presidente anuló de un plumazo el aumento del 7%, a menos de 24 horas de ser oficializado por el ministro de Salud, Ginés González García.

Asimismo hacen ver su preocupación porque el jefe de la cartera sanitaria fue desautorizado en un instante clave para el sistema de salud. Entre varios de los primordiales players del mercado de la salud, la preocupación llega a escenarios extremos. Y avisan que hay ámbitos del Centro Patria -usina de políticas estatistas de la vicepresidenta Cristina Kirchner– que verían con positivos puntos de vistas, en la mitad de la urgencia sanitaria, fusionar la medicina privada con la pública, bajo la tutela del Estado.

Cocina Diabetes

En entre las primordiales prepagas del país, cuyo dueño sostiene un prominente perfil, recordaron que si la inflación fue de 40% en el año -en el área salud habría sido aún superior por el alza de insumos- haber autorizado un ajuste del 10% en el último mes del año las deja muy descolocadas financieramente. En la cartera de Salud hacen otras cuentas, y recuerdan que el sistema sanitario fue beneficiado con rebajas impositivas a lo largo de la pandemia y recibió contribuye a través del programa ATP para abonar sueldos, etc provecho.

Mas la más grande sorpresa en el área de las prepagas es que, según afirman, el ministro de salud participó en lo personal en la resolución del incremento de aranceles pensado para febrero, que fue dejado sin efecto de un plumazo. Inclusive, afirman que desde Presidencia acreditaron el accionar del ministro de Salud. Si eso fue de esta forma, concluyen, el giro de 180 grados que dio Alberto Fernández respondería a intervenciones de otros campos de la coalición oficialista.  

Lo otro que llama la atención sobre la estrategia del Gobierno es que el sistema sanitario privada atiende al 70% de la población. Los más duro entre los ámbitos de la medicina prepaga creen ver lanzado un plan para desfinanciar al sistema privado para lograr estatizarlo. Y hacen ver un apunte contradictorio que quedó plasmado en el Boletín Oficial: en el momento en que se publicó el incremento del 7% el 31 de diciembre, entre los razonamientos fue que la pandemia «conminaba la cadena de pagos del sistema sanitario, en instantes en los que este área resulta clave para reducir los impactos de la crisis sanitaria».





Fuente

Apuesta Exitosa