Gracias a la sepa de otras elecciones terapéuticas y la demora en la vacunación, la venta de ivermectina se tresdobló en lo que va del año. Más allá de que está autorizado su empleo en humanos, la ANMAT aún no lo aprobó para el coronavirus. A la fecha, Corrientes, Brinca, La Pampa, Metas y Tucumán acreditan su empleo para el régimen de pacientes Covid positivos o como prevención en personal sanitario.

«Si bien hay en curso varias indagaciones que aportarán mayor prueba sobre los resultados positivos de la ivermectina en la prevención y régimen temprano del Covid-19, bastante gente y expertos médicos de este país están recurriendo a por la demora en la vacunación, su bajo valor y por -más que nada- sus provecho mostrados en las indagaciones publicadas», ha dicho el médico endocrinólogo Héctor Carvallo en afirmaciones a NA.

Por su parte, Roberto Hirsch, médico infectólogo, Jefe del Departamento de Anomalías de la salud Infecciosas del Hospital Muñiz señaló: «Inicialmente empleado como agente antiparasitario en animales, le valió el premio Nobel de Fisiología y Medicina en el año 2015 a los Dres. Satochi Omura (El país nipón), y Willian Campbell (Irlanda) por ofrecer a la ivermectina -entre otros muchos medicamentos- para su empleo en humanos para el régimen de la malaria y otras patologías transmitidas por parásitos».

Últimamente, la Autoridad Reguladora de Modelos Sanitarios de Suráfrica (SAHPRA) autorizó la utilización de ivermectina a los médicos que lo pidan para los tratamientos Covid-19, en contestación a un fallo judicial interpuesto por una asociación civil, en oposición al avance de novedosas variaciones del virus, anta las que las vacunas no conseguían la efectividad en un inicio proclamada. Por su lado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) manifestó que «no han emitido aún una recomendación sobre la utilización de ivermectina, pero que están siguiendo de cerca toda la investigación en torno a esta molécula, que vino exponiendo desenlaces prometedores».

Cocina Diabetes

En la Argentina, un trabajo en el plantel de la salud que evaluó los resultados positivos de la ivermectina en la prevención del contagio por Covid-19 probó tan excelente resultados que los autores de la investigación -los doctores Carvallo y Hirsch- entre sus conclusiones aconsejaron prolongar su empleo no solo a todos y cada uno de los agentes de salud, sino más bien asimismo a los conjuntos de población atacables, como institutos geriátricos y siquiátricos, orfanatos y cárceles.

«En las últimas semanas, nos encontramos recibiendo toda clase de consultas con relación al estudio que llevamos a cabo al lado del Dr. Roberto Hirsch, en el que los desenlaces en concepto de profilaxis del SARS-Cov-2 sobre un número esencial de expertos de la salud fueron demasiado alentadores y se adicionan asimismo a tantas otras indagaciones locales y también de todo el mundo con afines conclusiones», mantuvo Carvallo, quien es Instructor Asociado de Medicina de la Facultad Interamericana (UAI).

Mucho más de 14 mil pacientes participaron de distintas indagaciones clínicas mundiales, observándose una reducción de la mortalidad por Covid-19 socia al empleo de ivermectina -en combinación con otros medicamentos- de entre un 65% y un 92%, valores que fluctuaron dependiendo de la precocidad de instauración del régimen, y del estadio de la patología al instante de comienzo del mismo.

«Además de esto, se patentizó una disminución del nivel de contagio superior al 80% tanto en el plantel de la salud como en sus contactos estrechos», mantuvo Hirsch. Otro estudio clínico en este país -en la actualidad en curso- al cargo del Centro de Indagaciones de Anomalías de la salud Tropicales de la Facultad Nacional de Brinca (IIET, UNSa), el Centro de Investigación Veterinaria de Tandil (CIVETAN, CONICET- UNCPBA-CICPBA), la Facultad Nacional de Quilmes (UNQ) y la Unidad de Virología y Epidemiología Molecular del Hospital ‘Prof. Dr. Juan P. Garrahan’ probó que la sustancia reduce marcadamente la carga viral en pacientes inficionados con SARS- Cov-2.

En lo que se refiere a los resultados perjudiciales de la ivermectina, los estudiosos avisan que no hay bastante información para saber los producidos en las dosis recientes, pero en el prospecto se reportan, entre otros muchos, mareos, pérdida de apetito, náuseas, vómitos, mal o hinchazón estomacal, diarrea, estreñimiento, debilidad, somnolencia, temblor incontrolable de alguna una parte del cuerpo y afecciones en el pecho. Estas ocasiones, aclara asimismo el prospecto, son leves y transitorias y desaparecen al discontinuar el régimen.



Fuente

Apuesta Exitosa