Líbano decidió el primer día de la semana imponer un toque de queda total a lo largo de 11 días desde el jueves y limitar los vuelos que proceden de países de prominente compromiso en un intento de frenar la propagación del nuevo coronavirus. «Queda contraindicado salir a la calle y a las rutas entre las 5 de la mañana del jueves 14 de enero de 2021 y las 5 de la mañana del lunes 25 de enero», señaló un aviso tras una asamblea del Consejo Supremo de Defensa.

Consecuentemente, los libaneses no van a poder salir de sus viviendas a lo largo de este periodo, no para proceder a adquirir comida, llevar a cabo ejercicio o bien pasear a sus mascotas. Hay ciertas salvedades para el plantel sanitario, los cronistas, los trabajadores del área de la nutrición y otros trabajadores considerados fundamentales.

Cocina Diabetes

El país ahora se encontraba bajo medidas de confinamiento desde el 7 de enero, con un toque de queda nocturno desde las 18 horas. Las fronteras terrestres y marítimas van a estar cerradas a todos y cada uno de los pasajeros a lo largo de los 11 días, salvo que tengan un visado particular. El número de usuarios que llegan al campo de aviación de Beirut se reducirá al 20% con relación al nivel de enero de 2020.

El endurecimiento de las limitaciones se genera una vez que gobernantes de salud reclamaran medidas para llevar a cabo en frente de la saturación en los centros de salud. Los pacientes debieron aguardar por varias horas en las emergencias en los últimos días para hallar una cama de cuidados intensivos, notificó AFP.

Ciertos inclusive se vieron obligados a recibir cuidados en el hogar o bien en sus vehículos. Líbano, con seis millones de pobladores, registró 222.391 casos de coronavirus, dentro 1.629 muertes.



Fuente

Apuesta Exitosa