A lo largo de las últimas horas del lunes se conoció la desaparición del tolerante al que la Justicia Federal ordenó al Sanatorio Otamendi suministrarle dióxido de cloro en el régimen contra el coronavirus. Esta mañana, el letrado de la familia de Oscar Jorge García Rúa mantuvo que el hombre logró entrar al régimen con esta substancia mas murió por un virus intrahospitalario.

En diálogo con Radio 10, el letrado Martín Sarubbi confirmó que el neurocirujano Dante Converti -quien había recetado el compuesto- logró efectuar el régimen con dióxido de cloro más allá de que el hospital se negó tanto frente al primer pedido del médico como después del fallo judicial. Según el letrado, la aplicación de la substancia que no sugiere la ANMAT fue «eficaz contra el coronavirus».

«En oposición al régimen hubo una destacable optimización en el tolerante en relación a la afección específica del Covid-19», explicó Sarubbi y agregó que en la historia clínica el tolerante fallecido empezó a saturar adecuadamente al 98% y las secreciones propias de la patología mejoraron «claramente». En relación a la causa de muerte, mantuvo que García Rúa «muere por una infección intrahospitalaria, según la hipótesis que poseemos y lo que nos reportan los médicos legistas».

Curso Parrillero

Presentación judicial

El letrado de la familia del hombre fallecido aseguró que la desaparición está «bajo investigación» y adelantó que se presentará frente a la Justicia para saber si existió «homicidio culposo» por la parte del Sanatorio Otamendi que se negó al régimen. «Estimo que la autopsia y el allanamiento al hospital se marchan a efectuar después de que presentemos la demanda y se levante la feria judicial», agregó Sarubbi.

En relación a los cuestionamientos sobre el fallo, el letrado negó que el ANMAT prohíbe la utilización del Dióxido de Cloro sino lo «desaconseja» y recordó que en 2019 el organismo emitió la Resolución 4616 que «autoriza extraordinariamente» la utilización de este régimen a los efectos humanitarios y paliativos en «ocasiones extremas». «Lo que está tras esta causa son los intereses de los laboratorios. Hay otros tratamientos alternos que tienen efectos ventajosos, como en un caso así», señaló.

«Pensamos que existe compromiso del Sanatorio Otamendi, en primer término por haber infringido la manga judicial. No debió demorar 48 horas en efectuar la práctica médica», precisó el letrado. Por último agregó: «Si poseemos acreditado que el régimen tuvo efectos positivos frente al Covid- 19 y se habría aplicado antes, no estaríamos lamentándonos».

«



Fuente

Apuesta Exitosa