Un importante funcionario bonaerense alertó por la llegada de una segunda ola de coronavirus a la Argentina. Se trata del viceministro de Salud de esa provincia, Nicolás Kreplak, quien analizó la situación epidemiológica y admitió que a pesar del descenso de casos, la segunda ola será inevitable. 

Si bien Kreplak habló de un descenso de casos en las últimas cinco semanas, admitió que “aún no estamos en los números de principios de diciembre”. Por esto, los niveles de contagio siguen siendo muy altos a pesar de no estar insertos en la segunda ola de coronavirus.



Apuesta Exitosa