Después del escándalo por el “vacunatorio VIP” que derivó en la renuncia de Ginés González García y por el que se convocó ayer la marcha del #27F, el ministro de Avance Popular de la Nación, Daniel Arroyo, aseguró que “absolutamente nadie” le ofreció aplicarse la vacuna contra el coronavirus y que “comprende” las causas de la movilización. También, resaltó el papel de los movimientos sociales como “una parte de la solución, no del inconveniente”.

“No me ofrecieron vacunarme como ministro. Tengo claro que no soy personal de salud, no soy enseñante, no soy mayor de 70 años”, mantuvo Arroyo en afirmaciones a Lado P (Radio Rivadavia). Y añadió: “No entraba en ninguna de las categorías. No me anoté pues comprendía que en esta etapa a la gente como no les toca y absolutamente nadie me ofreció vacunarme”.

En lo que se refiere a la queja del día de ayer en Plaza de Mayo, de la que participaron ciudadanos y referentes de la oposición, el titular de Avance Popular aceptó que “comprende” las causas de la convocatoria gracias a la “preocupación” que hay por la parte de la multitud que “está aguardando la vacuna” y que ve de qué forma se se encontraba aplicando a personas que no correspondía.

De cualquier manera, repudió “lo de las bolsas mortuorias”, los como, mantuvo, “precisamente no posee ninguna explicación y es algo completamente fuera de rincón”. “En un contexto bien difícil, el Presidente (Alberto Fernández) tomó una resolución, logró un cambio drástico y transparentó la lista. El día de hoy ahora entendemos quiénes se han vacunado y exactamente en qué situaciones”, resaltó Arroyo sobre la reacción del gobernante una vez explotado el escándalo.

Cocina Diabetes

“Forman parte de la solución, no del inconveniente”

A lo largo de exactamente la misma charla radial, el funcionario nacional fue consultado sobre el papel de los movimientos sociales. En este sentido, Arroyo no vaciló en asegurar que estos “forman parte de la solución, no una parte del inconveniente” puesto que, entre otros muchos razonamientos, “todos y cada uno de los líderes sociales le pusieron el cuerpo a la pandemia”. Y añadió que “los movimientos tuvieron una sección esencial en la historia argentina exponiendo a la multitud que antes no veían”. 

“El valor de los alimentos es el inconveniente”

En otro orden, logró referencia al nivel de pobreza, sobre el que apuntó que hay alguna inclinación rápida a la baja por la restauración de las changas después del cierre de la economía por la pandemia, lo que asimismo se expresa en una reducción de la demanda de comedores. No obstante, reconoció que en los distritos la primordial preocupación es el incremento sostenido de costes que hace “que la plata no rinda”.

“El valor de los alimentos es el inconveniente. No es solo un tema de valor de los alimentos sino más bien de falta de referencias”, corrigió, tras lo que valoró el trabajo que se hace desde la Secretaría de Comercio con el plan de Costos Máximos y el de Costes Cuidados. “El 2020 fue un año muy, muy duro, con una fuerte caída de la actividad económica. El día de hoy ahora hay 89.000 personas con un nuevo trabajo”, destacó.



Fuente

Apuesta Exitosa