Daniel Arroyo se refirió hoy al panorama social de la Argentina y afirmó: «La situación es crítica, distinta a la del año pasado en dos aspectos, primero hay más actividad económica en los barrios, si usted camina un barrio, va a haber que hay más changas de textil, de industria, hay más movimiento». En ese sentido, precisó: «Yo sigo cinco sectores: la construcción, textil, la producción de alimentos, el cuidado de personas y el reciclado».

Esta mañana en diálogo con el programa Toma y Daca de la radio AM 750, el funcionario explicó: «Para mí ahí, está el trabajo de los sectores más pobres, del sector informal» y volvió a hacer hincapié en que «hoy hay más changas, más actividad económica» por lo que afirmó que «el problema es el precio de los alimentos». «Para decirlo en términos prácticos, en un barrio un peón de albanil gana 700, 800 pesos por día, el oficial, que está más armadito, 1.200, 1.500 pesos a todo furor».

Cocina Diabetes

Por lo tanto, sostuvo: «El que se mueve, consigue alguna changuita, el tema es cuánto le rinde por el precio de los alimentos» y recalcó: «Esa es la situación hoy». Ante ese escenario, se pronunció sobre la falta de empleo y detalló: «Lo que marcaron los datos de la desocupación son dos situaciones preocupantes, una que son los jóvenes los que la tienen más compliada para entrar al mundo del trabajo. Y la otra, que hay más movimiento del sector informal y eso se refleja en la subocupación».

En consecuencia, aclaró: «A diferencia del año pasado, que el eje fue lo alimentario, hoy hay más actividad económica, pero un serio problema con el precio de los alimentos». Al ser consultado acerca de por qué las personas que quedaron fuera del mercado laboral no se están reinsertando, el funcionario admitió: «El porcentaje que está volviendo es poco» y puntualizó: «Con la estructura económica, que nosotros tenemos hace años, la economía tiene que crecer 4 puntos para que el empleo crezca 1».

Sin embargo, aseveró: «Lo que yo creo es que es al revés, se reconstruye de abajo hacia arriba» y subrayó: «Primero, la economía informal y después la economía formal. Primero, hay más changas, hay más movimiento que después se refleja en la industria, en el mercado formal». Para concluir, puntualizó: «La Argentina tiene tres realidades en el mercado laboral: el sector formal, el informal, que son 6 millones de personas y un sector que está fuera del mercado de trabajo, es decir, la pobreza estructural».



Fuente

Apuesta Exitosa