Daniel Arroyo, ministro de Desarrollo Social, estuvo este lunes por la noche como invitado en el programa La Rosca, de TN, en donde analizó la situación política y aseguró que en caso de haber una segunda ola de coronavirus, el gobierno nacional estaría dispuesto a volver a aumentar los planes de asistencia, como había hecho durante la cuarentena del año pasado.

“Si hay un rebrote, si se complica la situación sanitaria, vamos a tomar medidas excepcionales que vamos a evaluar en el momento, pero lo vamos a hacer”, afirmó. A pesar de que el IFE y el ATP no figuran en el Presupuesto 2021, Arroyo destacó que en 2020 su ministerio tenía previsto gastar 84 mil millones de pesos, pero por la pandemia Alberto Fernández le autorizó 240 mil millones, lo que podría volver a ocurrir ante una segunda ola.

El ministro de Desarrollo Social dijo que una de las conclusiones que se sacaron el año pasado, luego de la implementación del IFE, es “el nivel de informalidad que hay en el país y lo complicados que están los jóvenes”, y detalló que hasta 2020 había 8 millones de personas que recibían asistencia alimentaria, pero que con la pandemia aumentaron a 11 millones y ahora hay 10.

Cocina Diabetes

“El año pasado se cerró toda la actividad. Para mí, abril, mayo y junio fueron los meses más complicados porque desbordaron los comedores. Este año es distinto, porque si una maestra o un alumno tienen coronavirus, se cierra el aula y no la escuela. Si una fábrica tiene problemas, no afectará a todo el sector productivo”, manifestó.

Arroyo consideró que algunos de sus objetivos más importantes durante este año son “sostener la asistencia alimentaria, crear 300 mil puestos de trabajo, urbanizar 400 barrios y poner en marcha 800 jardines” y por último, criticó la vacunación VIP: “Aquel que se ha vacunado y no le correspondía, está mal. Yo veo en los barrios a gente que se vacunó y que está muy contenta, y otra que está preocupada porque todavía no la llamaron”.



Fuente

Apuesta Exitosa