En 2017, el partido de extrema derecha Opción alternativa para Alemania (AfD por su sigla en alemán) comenzó en el Bundestag con 94 de 709 escaños, la tercera bancada mucho más grande del Parlamento Federal.

Ese desempeño en las urnas inauguró un nuevo capítulo para ese movimiento que, 4 años antes, no había logrado conseguir el 5% de los votos y sobrepasar la restricción legal para tener representantes en el Bundestag.



Apuesta Exitosa