Entendemos que las conexiones en el país no son las idóneas y que Mendoza no escapa de la regla. Más allá de que o sea algo que se sabía ya hace bastante tiempo, fue la pandemia la que lo dejó esta situación en prueba total. Con la cuarentena una cantidad enorme de personas debieron volcarse de lleno al trabajo desde la vivienda (home office), e inclusive las clases asimismo se volvieron digitales. Con esto, brotó el enojo por las conexiones lentas y varios se preguntaron de qué manera arreglar esto de forma urgente.

Muchos usuarios eligieron contratar más grande ancho de banda y otros muchos se fatigaron de reclamar, por servirnos de un ejemplo, lo bien difícil que es poder una videollamada sin cortes. Por esta razón, MDZ consultó cuál habría de ser el ancho de banda capaz para lograr trabajar o estudiar a distancia, pero además de esto qué llevar a cabo para mejorar el servicio desde la vivienda.



Apuesta Exitosa