Héctor López Cano es médico del Hospital Central de Formosa. Su familia vive en Corrientes y hacía desde marzo de 2020 que no la veía, de ahí que en el primer mes del año solicitó vacaciones para irse a esa provincia. Lo que le tocó vivir al regresar y que, parece ser, aún no acaba, no posee nombre y lo cuenta sin miedo más allá de las represalias que padece en esta nota de MDZ radio.

Con ocasión de su viaje, el 4 de enero López Cano se realizó el primer hisopado para lograr salir de Formosa. Dio negativo y salió. Al regresar debió regresar a llevar a cabo el testeo, ahora era 15 de enero. Volvió a ofrecer negativo. No obstante, una vez en Formosa, el 17 de enero, volvieron a solicitarle un PCR que asimismo dio negativo.



Apuesta Exitosa