Mañana desde las 18 hs se va a vivir una edición nueva del Superclásico del fútbol argentino entre Boca y River en La Bombonera. Para este acercamiento los entrenadores eligieron no enseñar completamente ninguna carta, con lo que los equipos se confirmarán una vez se pegue la planilla. La verdad es que en las últimas horas el nombre de Leonardo Ponzio empezó a llevar a cabo bastante estruendos en el Millonario, y todo es dependiente de Gallardo.

En la charla de prensa que brindó el día viernes, el Muñeco aseguró que la prensa se encontraba “bien rumbeada” con la viable capacitación, pero que al final prefería no decir nada para no ofrecerle mucho más herramientas al contrincante. “Tengo el equipo, pero no estoy en condiciones de darlo. No tengo ninguna duda. Todavía no se los dije a los players. No me agrada ofrecer el equipo. Lo único que haría es ofrecerle al contrincante una conformación definida y oficial sobre con qué jugador saldré”, explicó.

Cocina Diabetes

La verdad es que a esta altura hay al menos nueve apellidos que están comprobados, y solo resta una variación en medio de la cancha. En este momento el que podría ocupar un espacio acompañando a Enzo Pérez es nada menos que Ponzio, el capitán del equipo. Esto significaría asimismo romper el esquema con tres centrales en el fondo, y hay 2 aspirantes para sentarse sobre el banco de suplentes: uno es Robert Rojas y el otro es Milton Casco.

Con el ingreso del mediocampista, el plan sería un tradicional 4-4-4, con Carrascal y De La Cruz por las bandas. En el fondo la zaga estaría ocupada por Paulo Díaz y Jonatan Maidana, y por el del costado derecho resta comprender si el que se posiciona es Casco, con una clara vocación ofensiva, o el que se para por la Banda es Rojas, un futbolista con tinte mucho más defensivo. Semeja que hasta último instante Gallardo sostendrá la incógnita sobre la capacitación.

En el caso de salir desde el arranque sería un Superclásico mucho más que particular para Ponzio, puesto que hablamos de entre los últimos. Hace unos días el mediocampista confirmó que su iniciativa es retirarse a mucho más demorar en el mes de diciembre, sabiendo que con 39 años siente que no posee considerablemente más para ofrecer. Alén de cuestiones físicas, el entrenador de River sabe que estos partidos se juegan asimismo con la experiencia y por esa razón piensa en ofrecerle la oportunidad a su mejor soldado.





Fuente

Apuesta Exitosa