Una muchacha de 18 años, llamada Rocío, denunció que un remisero deseó abusar de , pero acabó detenida después de que el chofer la acusase de procurar hurtarle el celular. El raro hecho se registró en la ciudad bonaerense de Grand Bourg y la justicia inspecciona las demandas cruzadas entre el chofer y la joven.

Según la demanda presentada por la familia de la joven y un testigo, el remisero procuró “toquetearla” mientras que la llevaba a su casa después de dejar a unos amigos. Al lado de la joven iba otro amigo que contó su versión y aseguró que el chofer trató de abusar de la joven.



Apuesta Exitosa