Este lunes se dio a conocer la noticia de que la CGT respaldó un proyecto de Sergio Massa para subir el piso del impuesto a las ganancias y evitar que lo paguen las personas que cobren menos de 150 mil pesos. Dirigentes del Frente de Izquierda y los Trabajadores, como Nicolás del Caño y Gabriel Solano, pidieron que se elimine completamente ese tributo y que se suba el salario mínimo.

Del Caño, diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, pidió en Twitter: «Salario mínimo de 50.000 pesos para activos y jubilados, IFE de 30.000 para los que se quedaron sin empleo y aumento de los planes sociales. Lo mínimo necesario para poder vivir. Que lo paguen las patronales del campo, los bancos, los grandes empresarios y el FMI».

«¡Hoy el salario mínimo acordado por el gobierno y la CGT está en niveles de indigencia! La canasta de pobreza para una familia de cuatro integrantes ya superaba en diciembre los 50 mil pesos. Desde abajo, hay que imponerles a las centrales sindicales un verdadero plan de lucha por las demandas obreras y populares para que la inflación, la desocupación, la precarización laboral y la pobreza no sigan golpeando a la clase trabajadora», agregó el diputado.

Luego, del Caño escribió otro tuit comentando la noticia del respaldo de la CGT al proyecto de Massa: «La CGT y el gobierno firmaron un salario mínimo de indigencia. Hay que aumentarlo ya a 50 mil pesos. Es elemental para poder afrontar la escalada inflacionaria que golpea a la familia trabajadora. Y el salario no es ganancia. Terminemos con ese robo».

Gabriel Solano, quien actualmente se desempeña como legislador porteño por el Frente de Izquierda, desarrolló más sobre el proyecto y coincidió con del Caño en que los empleados en relación de dependencia no deben pagar ese tributo: «Bajo ningún concepto los salarios deben pagar el impuesto a las ganancias. Debe ser eliminado por completo sobre los ingresos de los trabajadores».

Luego, Solano también advirtió sobre la posibilidad de que el gobierno utilice la suba del piso del impuesto a las ganancias para imponerle un techo a las paritarias, y por último, completó: «Ojo, que el proyecto de Massa sobre Ganancias no incorpora una actualización del piso por inflación. Con precios que subirán un 50%, dentro de un año volverán a pagar centenares de miles de trabajadores».

Cocina Diabetes





Fuente

Apuesta Exitosa