Este martes se dio a conocer la existencia de una nueva variante del coronavirus que ya apareció en 10 países diferentes de todo el mundo. El estudio fue realizado por investigadores de la Universidad de Edimburgo, en Escocia, los cuales identificaron la B.1.525, que es portadora de varias de las mutaciones que preocupan a los expertos.

Según informó la agencia NA, esta nueva variante del coronavirus a la que los investigadores escoceses denominaron B.1.525 fue detectada en países de los cinco continentes como Reino Unido, Dinamarca, Nigeria, Estados Unidos, Francia, Ghana, Australia, Canadá, Jordania y España. Esto consta en un informe publicado por dos científicas de la universidad escocesa.

Cocina Diabetes

El estudio identificó que la primera aparición de esta variante del virus ocurrió en diciembre del año pasado en Nigeria, por lo que la hipótesis más firme es que llegó a Europa por los viajes procedentes del país africano y luego se fue expandiendo por el mundo. Las autoridades europeas también se sumaron a esta creencia.

La nueva variante descubierta por los investigadores de Escocia tiene características muy similares a la B.1.1.7, que surgió en Reino Unido, pero también incluye la mutación E484K en la proteína de pico o de espiga. Esto le permite al virus acceder a las células e infectarlas, lo que alimenta el temor de que afecte la eficacia de las vacunas.

Esta mutación también había aparecido en las variantes surgidas en Sudáfrica y Brasil, y está directamente asociada con un aumento de la capacidad del virus para evadir los anticuerpos neutralizantes que genera el organismo humano. Por eso ahora el nuevo objetivo es investigar si la variante podría ser más contagiosa o penetrar en personas que ya se vacunaron.



Fuente

Apuesta Exitosa