Los miembros del congreso de los diputados franceses han comenzado a discutir el primer día de la semana un nuevo y discutido emprendimiento de ley que esperar batallar el islamismo extremista, que el ministro del Interior describió como una «patología» que corroe la unidad del país. «Este país está enfermo de separatismo, más que nada de islamismo, que está dañando nuestra unidad nacional», ha dicho el ministro del Interior de Francia, Gérald Darmanin, al comienzo de los debates que se prevé van a durar un par de semanas.

«Hay que comprender de qué manera llamar a la patología, hay que hallar la medicina», añadió. Este emprendimiento, conformado por 70 productos, es anunciado como entre los últimos enormes proyectos de ley del quinquenio del presidente Emmanuel Macron y busca contestar a la incomodidad de los franceses en frente de la creciente amenaza yihadista.

Cocina Diabetes

Prevé una batería de medidas que comprende un extenso abanico de temas como la neutralidad del servicio público, la pelea contra los mensajes de odio online, la transparencia en el financiamiento de los distintos cultos y el combate contra los certificados de virginidad, la poligamia o los matrimonios forzados.

El artículo reanuda las líneas en general de un alegato pronunciado el 2 de octubre por Macron en el que presentó su estrategia para combatir contra el islamismo extremista. Si bien ahora se encontraba en preparación antes del asesinato en el mes de octubre de Samuel Paty, la ejecución en medio de una calle de este instructor de secundaria por haber exhibido a sus alumnos representaciones en dibujo del profeta Mahoma en una clase sobre independencia de expresión le dio más urgencia, notificó AFP.

Sin embargo, según la oposición de izquierda, el artículo estigmatiza a los musulmanes, y según la oposición de derecha no incluye todos y cada uno de los puntos, como la cuestión migratoria o la radicalización en las prisiones.





Fuente

Apuesta Exitosa