Los distribuidores farmacéuticos de USA están en diálogos con líderes federales para incrementar el número de compañias que mandan vacunas contra el coronavirus como una parte del impulso de la Administración de Joe Biden para apresurar las inoculaciones, según un ejecutivo de la industria y tres personas familiarizadas con el tema.

El presidente Joe Biden ha calificado la etapa inicial de la campaña de vacunación como un «fracaso clamoroso» y con las vacunaciones en USA cerca de un millón cada día, la novedosa administración desea agrandar y progresar el software. La Administración Trump firmó un convenio único con el distribuidor sanitario McKesson Corp para ocuparse del envío de las vacunas Covid-19 para la Administración. Ese sistema de distribución ha funcionado en buena medida, mas se encarará a novedosas demandas conforme se agreguen casuales vacunas de Johnson & Johnson y otras compañias.

Cardinal Health Inc y AmerisourceBergen Corp, que adjuntado con McKesson son los superiores transportistas de artículos sanitarios, hicieron proposiciones para asumir una parte de la distribución. El conjunto de Biden está abierto a la iniciativa, según un ejecutivo de AmerisourceBergen y 2 personas familiarizadas con las diálogos, las que agregaron que el Gobierno de Biden aún no tomó una resolución sobre esto.

«Nos encontramos prestos a respaldar el despliegue de la vacuna y nos encontramos abogando por la incorporación de otros distribuidores farmacéuticos a fin de que se asocien al esfuerzo», ha dicho Heather Zenk, vicepresidenta de AmerisourceBergen, en un reportaje con Reuters. Líderes del gobierno se presentaron receptivos y estudian la iniciativa, según Zenk, que añadió que su compañía no ha «recibido ninguna iniciativa formal de contratación por el momento».

Cocina Diabetes

El Departamento de Salud y Servicios Humanos estadounidense rechazó llevar a cabo comentarios, diciendo que tiene contraindicado comunicar información sobre las discusiones sobre contratos. McKesson no logró comentarios sobre las diálogos entre USA y otras compañias, mas mencionó que piensa que el enfoque de hoy marcha mejor para asegurar envíos seguros y veloces.

Hasta la actualidad se ha autorizado la utilización de 2 vacunas de urgencia para inocular a la gente adultas de un total de 330 millones de pobladores en USA. McKesson ha gestionado los envíos de Actualizada Inc en el marco del programa estatal Operation Warp Speed. La vacuna de Pfizer Inc, sin embargo, no pertenece a este programa de distribución de la Administración.

Johnson & Johnson, que pertenece a la Operación Warp Speed, va a dar a saber los datos de su vacuna aspirante la semana próxima y podría recibir autorización estadounidense ahora en el mes de febrero. Las autoridades estadounidenses afirmaron en una rueda de prensa a inicios de esta semana que aumentarán los envíos de vacunas de 8,6 millones de dosis cada semana hasta por lo menos 10 millones en las próximas semanas.

«El sistema de hoy semeja estar fallando en múltiples escenarios, con lo que pienso que es sensato tener más distribuidores comprometidos», ha dicho Amesh Adalja, académico del Centro Johns Hopkins para la Seguridad de la Salud. «No obstante, va a ser esencial sostener la coordinación central», añadió. Aun si el gobierno de Joe Biden no firma un contrato con los distribuidores en un corto plazo, puede iniciar a trabajar con para elaborar activamente un plan de contingencia suponiendo que USA necesite aptitud de envío agregada en las próximas semanas o bien meses, ha dicho entre las fuentes.





Fuente

Apuesta Exitosa