Después de los accidentes sucedidos el pasado miércoles en el Capitolio, los demócratas se prepararon este sábado para publicar un segundo juicio de destitución contra Donald Trump. El hecho es  algo inédito en la narración de USA y hay que a la negativa del presidente saliente de dejar el cargo tras la victoria en las selecciones de Joe Biden.

Los demócratas planean desatar el juicio el primer día de la semana para de esta forma apresurar un desarrollo que comunmente transporta semanas. Sin embargo difícilmente podrían llenarlo antes que el gobernante del país elegido, el demócrata Joe Biden, acepte el día 20 de enero. Según AFP, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, comenzará la tramitación salvo que Trump renuncie.

Tambipen se podría evadir si el vicepresidente, Mike Pence, invoca la 25ª enmienda por la que el gabinete puede destituir al presidente. Trump “está perturbado, trastornado y arriesgado. Debe irse”, ha dicho Pelosi en Twitter. La determinación de enjuiciarlo fue el corolario del ataque al Capitolio perpetrado el miércoles por coléricos incondicionales de Trump, que habían sido enfervorizados por un alegato del presidente antes.

Curso Parrillero

El ataque en el Capitolio dejó cinco fallecidos; entre un policía y una mujer que recibió un tiro en el cuello. Las autoridades ahora difundieron cargos contra 18 personas, entre el hombre popular como Jake Angeli, el que portaba un tocado de oso con cuernos de búfalo y su rostro pintado.

Riesgo para EEUU

El artículo del juicio político que organizan los demócratas culpa de manera directa a Trump por los altercados. “En todo lo mencionado, el presidente Trump puso en grave riesgo la seguridad estadounidense y sus instituciones de gobierno. Conminó la integridad del sistema democrático, interfirió en la pacífica transición del poder y puso en riesgo a una rama ordenada del gobierno”, apunta la acusación lista.

El archivo ahora fue firmado por cuando menos 180 legisladores, según aseveró el demócrata Ted Lieu a la prensa. Trump, que había convocado a sus fieles a protestar el miércoles en Washington por el resultado de las selecciones en las que fue derrotado, se mantuvo desafiante; inclusive tras dar a conocer un vídeo el jueves en el que prometió una “transición organizada” al gobierno de Biden. Si bien asimismo ha dicho: “O sea solo el comienzo de nuestra riña”.





Fuente

Apuesta Exitosa