El expresidente estadounidense Donald Trump anunció el domingo la contratación de 2 nuevos abogados para dirigir su defensa a lo largo de su histórico segundo juicio político. El aviso de Trump sucede un día una vez que medios estadounidenses reportaran que numerosos de sus abogados habían descuidado su conjunto legal, a prácticamente una semana de que arranque el juicio en el Senado.

En un aviso, el millonario republicano mencionó que los «enormemente respetados abogados litigantes» David Schoen y Bruce L. Castor, Jr encabezarían su conjunto legal. Castor se ha enfocado en derecho penal durante su trayectoria, al paso que Schoen se destaca en «pleitos sobre derechos civiles en Alabama, y en la defensa penal federal en Novedosa York, introduciendo casos de cuello blanco y otros casos complejos».

Trump, que dejó el cargo el 20 de enero, fue acusado por la Cámara de Representantes de incitar a la turba de sus simpatizantes que asaltaron el edificio del Congreso en un intento de denegar la oficialización de su derrota electoral frente al demócrata Joe Biden.

Cocina Diabetes

Según notificó AFP, el desarrollo es doblemente histórico, ya que es la segunda vez que Trump va a ser sometido a un juicio político, tras ser absuelto de otro en el mes de febrero de 2020, y es la primera oportunidad que un mandatario de EEUU es juzgado tras dejar la Casa Blanca. Schoen ahora trabajaba con la defensa y tanto como Castor «están en concordancia en que este impeachment es inconstitucional», señaló el comunicado.

El sábado CNN citó fuentes bajo anonimato que habrían dicho que cinco abogados, introduciendo 2 que en teoría lideraban el conjunto legal del millonario republicano, lo habían descuidado por disconformidades con su estrategia legal. Trump deseaba que los abogados continuaran con sus declaraciones inmotivadas de estafa electoral masivo en lugar de rebatir la legalidad de condenar a un presidente después de que este dejó el poder, ha dicho CNN, añadiendo que el exmandatario «no era receptivo» a discutirlo.

El juicio, en el que Trump encara una acusación por «incitación a la insurrección», comienza el 9 de febrero. Mas después de que solo cinco republicanos se unieran a todos y cada uno de los 50 demócratas esta semana en ofrecer luz verde al juicio, quedó bastante claro que la labor de agregar 17 votos republicanos para llegar a los 2 tercios precisos para una condena es prácticamente irrealizable.





Fuente

Apuesta Exitosa