El presidente estadounidense, Donald Trump, y su adjunto Mike Pence se juntaron el primer día de la semana en la Casa Blanca, ha dicho un prominente funcionario, dando señales de un frente común frente a los demócratas que presionan al vicepresidente a fin de que destituya al gobernante.

«Sostuvieron una aceptable charla», apuntó sobre el primer acercamiento entre los dos desde la beligerante toma de la sede del Congreso por incondicionales de Trump el miércoles, y en el momento en que los demócratas han exhortado a Pence a invocar la 25ª Enmienda de la Constitución para destituir al gobernante.

La fuente mencionó que Trump y Pence «repitieron que quienes violaron la ley y asaltaron el Capitolio la semana anterior no representan el movimiento ‘USA Primero’ apoyado por 75 millones de estadounidenses y se comprometieron a seguir su trabajo por el país hasta el desenlace de su orden».

Curso Parrillero

La Cámara de Representantes votará el martes durante la noche una resolución a fin de que Pence invoque la 25ª enmienda, y Nancy Pelosi le va a dar 24 horas para contestar. Tras eso, ha dicho, los demócratas proseguirían adelante con el desarrollo de destitución de Trump por «incitación a la insurrección» por su papel en el ataque al Capitolio estadounidense el miércoles de parte de sus incondicionales.

En un alegato antes del ataque, Trump urgió a sus fieles a marchar al Capitolio y reclamar que Pence, quien dirigía una sesión conjunta del Congreso para garantizar la victoria de Joe Biden, debe intervenir para revertir su derrota electoral. Pence se negó, y fue quien al final anunció a su derrota a Biden y Kamala Harris, el vicepresidente entrante.





Fuente

Apuesta Exitosa