En las últimas horas, un movimiento artístico que defiende los derechos de los animales llamado Voicot denunció, a través de redes sociales, a MasterChef Celebrity. ¿El motivo? En la última emisión del certamen culinario los participantes se reían y jugaban con los cadáveres de los animales que serían parte de sus preparaciones.

“Estamos en la recta final de la vida humana en la tierra. La ciencia anuncia que en el transcurso de nuestra existencia veremos el colapso. Y pese a eso, aparecen programas en la televisión que crean sociedades basura, culturas apáticas y violentas. En el último programa de MasterChef como una especie de juego se colgó la cabeza de un cerdo (si hubiese sido un perro levantan el programa, hipócritas), se colgaron también sus tripas, sus órganos muertos, se rieron de un pequeño gato embalsamado, ostentaron la ignorancia y la monstruosidad que los constituye”, comenzaron su escrito.

Temas





Fuente

Apuesta Exitosa