Frente al incremento de casos en el país, hay serias intranquilidades sobre imponer novedosas limitaciones a la circulación para impedir contagios, si bien asimismo se está teniendo en cuenta la viable llegada de la novedosa cepa de coronavirus a Argentina. El infectólogo y asesor de del Presidente, Eduardo López, se refirió a las dos cosas. Sobre la novedosa variación, se preocupó por pensar que «es cuestión de tiempo» su llegada.

«Esta novedosa cepa se identificó en Brasil y Chile, donde el trueque aéreo (con Argentina) es profundo. Más allá de que la ANMAT no la identificó en el país, debemos estar señales. La llegada es cuestión de tiempo», alertó Eduardo López, en afirmaciones con TN, a lo largo de el software «El Corresponsal». De este modo, explicó que «hay que estar preparados y tener a la más grande proporción de gente vacunada».

En ese sentido, se refirió a la oportunidad de poder tener la vacuna para confrontar al virus. «La vacuna en los primeros tres meses no va a impactar en los números de casos», meditó. No obstante, estimó que es sustancial que el Gobierno prosiga intentando encontrar adquirir distintas vacunas, y, sobre eso, mantuvo que «hay que buscar un plan B para lograr continuar vacunando», debido a que prácticamente todas «las vacunas tienen un óptimo perfil de efectividad».

Cocina Diabetes

«Jamás acabó el primer brote»

Eduardo López se mostró preocupado por el incremento de casos de coronavirus en las últimas semanas, y apuntó contra el relajamiento de la multitud: «en los últimos meses, argentina tuvo numerosas manifestaciones con gente agrupada por varias horas». De ahí que, aseguró que el Gobierno podría llevar a cabo medidas restrictivas más fuertes. «La OMS termina de decir que el toque de queda sanitario puede contribuir a bajar el número de casos», mantuvo.

Sobre el incremento en las situaciones, el infectólogo explicó que pensaba que la multitud tendría más conciencia en el momento de entrenar el distanciamiento popular y la utilización del barbijo. Por otro lado, el desarrollo en los contagios no lo sorprendió: «la curva de Argentina se amesetó, jamás cayo bajo mil casos. Lo mínimo que tuvimos fue cerca de mil casos. Jamás acabamos el primer brote de todos modos. Se amesetó y volvió a incrementar».



Fuente

Apuesta Exitosa