Alén de la cordialidad y el deber de trabajar en grupo para llegar a un convenio, la primera comunicación oficial entre el presidente Alberto Fernández y la titular del FMI, Kristalina Georgieva, estuvo signada primordialmente por las inquietudes que el organismo multilateral le transmitió al Gobierno nacional sobre el rumbo de la política económica de la Argentina.

Basándose en el runrun que circula en el establishment financiero estadounidense, el periodista Beto Valdéz explicó en el software Verano de Novedades, del canal LN+, que “Georgieva fue quien llamó al Presidente para transmitirle ciertas inquietudes”. 

Temas



Apuesta Exitosa