El juzgado al cargo de la investigación del delito de Ariel Malvino, el joven que hace 15 años murió tras ser atacado a golpes en el balneario de Ferrugem, en Brasil, está abocado a la digitalización de los tramos primordiales de la causa, por lo cual la familia de la víctima confía en que a lo largo de 2021 por último se hará el juicio oral a los tres correntinos acusados.

Ariel Malvino radicaba en la Capital Federal y murió el 19 de enero de 2006 tras ser golpeado a lo largo de una riña en la peatonal de Ferrugem, en el sur de Brasil, donde estaba de vacaciones con amigos. Presentes de los hechos, que declararon frente a la policía brasileira, apuntaron a Gallino Yanzi, Horacio Pozo y Braun Billinghurst como los causantes de la desaparición. Justo después del hecho, estos tres abandonaron Ferrugem y retornaron en coche a Corrientes, según consignó Télam.

«El Juzgado de Santa Catarina está digitalizando las partes más indispensables de la causa, con lo que, pandemia a través de, estimamos para este año el juicio oral», explicó este domingo a Télam Alberto Malvino, padre de Ariel. Según Alberto, «la causa, con las retardas de siempre, no se detuvo a lo largo de la pandemia» y «los acusados apelaron la elevación a juicio frente al Tribunal Superior de Santa Catarina y frente nuestra Corte Suprema en Brasilia».

Cocina Diabetes

«Todas y cada una de las apelaciones fueron rechazadas y se confirmó la sentencia de elevación a juicio oral. Solo resta aguardar la fecha para el enfrentamiento», señaló. Mientras, las defensas de Carlos Andrés Gallino Yanzi, Horacio Antonio Pozo y Eduardo Braun Billinghurst sostienen una posición hermética frente a la prensa, como lo hicieron desde el principio de la investigación, y desarrollan poca actividad en las comunidades.

Eduardo Braun Billinghurst (35) está casado, tiene 2 hijos y maneja la firma «Nordemaq» con su hermano Lautaro. La madre de los dos, Nidia Billinghurst, se transformó en los últimos tiempos en jueza de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo de la provincia. Por su lado, Gallino Yanzi (40) por el momento no vive Corrientes sino se mudó a la provincia de Neuquén y está en pareja. Mientras, Pozo (36) está casado y tiene 2 hijos, y más allá de que es veterinario está abocado a una compañía constructora propiedad de su familia.



Fuente

Apuesta Exitosa