Aunque es un tono bastante común, en general son extremadamente pocas las personas que saben llevar prendas en tono blanco, por un lado requiere de una prolijidad eximia, y además también de una elegancia que permita llevar con gracia un atuendo que resaltará por sobre los otros. Hoy veremos por que la reina Letizia es el mejor ejemplo de cómo se debe llevar un atuendo blanco.

Por más que en el primer párrafo parezca que nos mostramos un tanto críticos con los atuendos blancos, lo cierto es que el estilo y elegancia que puede brindar este tono, puede hacer brillar a quien lo sepa llevar independientemente de la prenda que sea, faldas, trajes, vestidos, suelen ser hermosos de blanco. No en vano la reina Letizia sigue el consejo de Carolina Herrera:

Temas





Fuente

Apuesta Exitosa