El 40% de los jóvenes que viven en la Localidad de Buenos Aires y que emplean substancias psicoactivas de forma recreativa aseguraron haber bajado su consumo a lo largo de el lapso de la cuarentena. El apunte aparece de un informe elaborado por Intercambios Asociación Civil en grupo con la Dirección General de Políticas Sociales en Adicción del gobierno porteño.

El estudio llamado «Consumos, juventudes y pandemia: Desandando mitos para la intervención», dado a comprender por Télam, determinó que mientras pasaban los meses y las autoridades incluían novedosas flexibilizaciones como los encuentros sociales, el consumo de este tipo de substancias reducía. Ámbas más usadas en todo el confinamiento fueron la mariguana y el alcohol.

«Hicimos este estudio porque en el mes de abril prendías la tele o bien abrías los diarios y los sucesos afirmaban que había incrementado el consumo en los jóvenes, mas después ibas a la nota y lo que había incrementado era el alcohol, tabaco y fármacos sicotrópicos en el rango etario de 35/40», precisó Carolina Humada, entre las causantes del análisis, en diálogo con la agencia de novedades.

Curso Parrillero

Y agregó: «Al comienzo, el 40% mencionó que su consumo redujo porque no se juntaban con amigos y no iban a fiestas», o sea, a lo largo de abril pasado. El informe ha podido detallar que la substancia más consumida fue la mariguana, que reflejó una «inclinación ascendiente» a lo largo de todo el periodo que va de abril del 2020 a agosto de ese año con un incremento del 74% al 91% en los escenarios más extremos. Seguidamente se situó el alcohol, cuyos números no enseñaron importantes cambios y se colocaron entre 18 y el 21%, lo mismo ocurrió con los estimulantes y el LSD, si bien «con valores sensiblemente más bajos».

«En el momento en que preguntamos por qué razón escogían más la mariguana, respondieron que fumaban para relajarse y achicar las ansiedades que generaba el aislamiento», explicó Humada y agregó: «Al comienzo de la pandemia se habían stockeado, mas han comenzado a quedarse sin (substancias) y era más difícil hallar, excepto la mariguana». Para deducir, precisó que asimismo hubo una alguna proporción de personas que escogieron evaluar substancias novedosas a lo largo de la cuarentena y en ese sentido, contó: «Varios nos afirmaban: me pegó distinto y se atemorizaron porque escuchaban más el latido del corazón, que en una celebración ni se daban cuenta. Y eso se debió al consumir esa substancia en sus viviendas y no en un boliche o bien en un espacio compartido con otros individuos.



Fuente

Apuesta Exitosa