Vecinos de los distritos Néstor Kirchner, Itaembé Miní, Belén y Cocomarola Este de Posadas debieron combatir inconvenientes en el servicio de agua bebible.

Dada esta situación, el titular del Ente Provincial Regulador de Aguas y Cloacas (EPRAC), Daniel Di Stefano, asistió en lo personal a la región perjudicada para administrar resoluciones en todos las situaciones.

Ahora bien entrada la noche y tomadas las medidas más urgentes, al lado del personal técnico del EPRAC y más de 30 vecinos del vecindario Cocomarola Este, resolvieron la constitución de una mesa de trabajo interinstitucional ampliada, a la que invitarán a sumarse a la Municipalidad de Posadas, la compañía prestataria del servicio en la localidad capital y al Foro de discusión de Seguridad del vecindario, para la búsqueda de resoluciones recurrentes a una problemática que es de todos.

«Así, establecemos una red de trabajo en grupo, tendremos en el mismo instante la información de algún inconveniente que brote y vamos a poder prestar respuestas ordenadas y también repentinas», apuntó Di Stefano al término de la asamblea.

Curso Parrillero

Por su parte, durante la madrugada, los vecinos han recibido la asistencia de los camiones del EPRAC y la compañía distribuidora de agua. El servicio empezó a restituirse por ámbitos y de forma progresiva irá normalizándose el suministro en todo el día de el día de hoy martes, contando con asistencia particular y una guarda que va a estar con los vecinos más damnificados.

Con relación a los planteos por déficit de agua en diferentes localidades de la provincia, Di Stefano propuso que mañana miércoles el Eprac va a estar que se encuentra en Oberá, donde se efectuarán controles de calidad y de caudal de los riachuelos, con el objetivo de asegurar el servicio de agua bebible para la población. Más allá de que los escenarios de los riachuelos en la localidad están lejos de sus mínimos históricos, estos controles pertenecen a la rutina que ejecuta el EPRAC con los ayuntamientos que tiene concesionados. 

Di Stefano resaltó de nuevo la consideración de llevar a cabo un empleo racional del agua en todo instante, puesto que es de escencial consideración para todos y cada uno de los campos de la población. Evadir emplearla para acciones del día a día como lavar las veredas, los coches o bien completar piscinas son escenciales, primordialmente en época estival, como la presente, en el momento en que las temperaturas incrementan las adversidades.



Fuente

Apuesta Exitosa