La asesora de Comercio Interior Paula Español confirmó que el Gobierno nacional está continuando para cerrar acuerdo de costos con las cadenas de trigo y girasol a fin de que las exportaciones no impacten en las góndolas notificó la agencia NA. Además de esto, la gobernante recalcó que el congelamiento de los costes no va a ser para mientras que pase la pandemia se procurará una salida progresiva.

La gobernante nacional aseguró que los ministerios de Avance Productivo y de Agricultura trabaja para lograr pactos de costos en la cadena del trigo, «con la iniciativa de que se exporte poco a poco más sin que eso se lleve a cabo a costa de una presión sobre los costos familiares».

«Comenzamos con carnes. Y está encima de la mesa trigo, maíz, girasol. Todos y cada uno de los insumos para los comestibles», mantuvo Español, quien apuntó que se busca agrandar el acuerdo ahora alcanzado para rebajas de costos en la carne vacuna, con la iniciativa de que «haya más bocas de expendio».

Esto fue afirmado por la gobernante nacional una vez que el presidente de la Asociación de Dueños de Carnicerías de Capital Federal, Alberto Williams, advirtiese en afirmaciones a Radio Rivadavia que los cortes a costos rebajados que promueve el Gobierno «no van a estar en las carnicerías» porteñas.

Por otra parte, en afirmaciones a una radio porteña, la miembro del Ministerio de Avance Productivo aseveró que el Gobierno prevé ir finalizando poco a poco con la regulación de Costes Máximos.

«Los costes no se definen en la Secretaría de Comercio Interior, alén del imaginario que se generó. La inflación es un inconveniente histórico en la Argentina, multifocal, con un sinnúmero de elementos que no hacen a la Secretaría, como el dólar», explicó la gobernante.

Cocina Diabetes

Español resaltó la ampliación reciente que el Gobierno logró del programa Costos Cuidados, a fin de que los clientes tengan libres más marcas y artículos con la iniciativa de que existan costos de referencia.

Al unísono, aseveró que el plan «Costes Máximos», que fue el congelamiento de ciertos artículos de la canasta básica con aumentos autorizados que no superaron el 10% entre marzo y diciembre de 2020, «fue una política muy inusual enlazada a una situación inusual que fue la pandemia».

«La pandemia, que aún no pasó, requirió una excepcionalidad y salimos desde Comercio Interior a congelar los costes de comestibles, higiene personal y limpieza en los shoppings. Esa fue la política que prosigue vigente, mas de la que muy pausadamente se busca ir saliendo por el hecho de que los costes no se congelan para siempre», señaló.

Según la gobernante, «una cosa es congelar una cuota y otra es congelar los costes que están en las góndolas».

Por esto, se trabaja en utilidades que «señalen cuáles son los costes cuidados» para «muy poco a poco ir acordando una salida organizada, pautada y dominada de este programa» que es Costos Máximos.

Español aclaró que pese al congelamiento le dio «pequeños incrementos» a los suministradores el 15 de julio y a inicios de octubre por el hecho de que «la presión de gastos que hay» para los productores.

Asimismo, aseveró que lo que se busca es que «no haya actualizaciones fuertes» de costes sino «esto sea muy pausado y comprender que, bueno, el año pasado fue bien difícil y se lo mantuvo aproximadamente entre todos y este año conforme se vaya reactivando la economía uno puede meditar que se vayan recobrando las compañías, mas muy poco a poco y a sabiendas de que el 2020 no es un año que se vaya a recobrar».





Fuente

Apuesta Exitosa