El Gobierno nacional confirmó este viernes la prórroga hasta el 31 de enero, inclusive, del cierre de fronteras con el Reino Unido, que se había dispuesto el 24 de diciembre pasado en el marco de la pandemia de coronavirus. Asimismo, se realizó una recomendación a los ciudadanos y las ciudadanas mayores de 60 años y personas consideradas dentro de los grupos de riesgo.

“La Administración Nacional de Aviación Civil, actuante en el ámbito del Ministerio de Transporte, mantendrá la suspensión de las autorizaciones y permisos que se hubieran dispuesto relativas a las operaciones de transporte aéreo de pasajeros y pasajeras en vuelos directos que tengan como origen o destino el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, ante el nuevo linaje en la secuenciación de muestras locales, respecto al ingreso de personas”, según reza un comunicado de los Ministerios del Interior y de Salud, acorde a la agencia NA.

La disposición original del cierre de fronteras incluía a otros países, como los limítrofes, Italia, Holanda, Dinamarca y Australia, que ahora no figuran en la nueva resolución. En tanto, el nuevo texto indicó que la cartera de Transporte “podrá ampliar la nómina de países” a los cuales cerrar la frontera argentina, “previa intervención de la autoridad sanitaria nacional”.

Curso Parrillero

A su vez, se especificó que la Dirección Nacional de Migraciones “determinará y habilitará los pasos internacionales que resulten adecuados para el ingreso al territorio nacional de nacionales o extranjeros residentes en el país y extranjeros no residentes que sean parientes directos de ciudadanos argentinos o residentes, y para el egreso de las personas del territorio nacional y la individualización de los supuestos de excepción”.

También se coordinarán las acciones necesarias “para determinar los cronogramas de vuelos y la cantidad de pasajeros que ingresarán en forma paulatina y diaria al país, especialmente a través de vuelos provenientes de Estados Unidos y de Europa”. Por otra parte, en el nuevo texto se recomendó a los ciudadanos, en particular a los mayores de 60 años o de grupos de riesgo definidos, “diferir sus viajes al exterior, cuando los mismos no respondieran al desarrollo de actividades esenciales”.

“La salida y el reingreso desde y hacia el país implicará la aceptación de las condiciones sanitarias y migratorias del país de destino y de la Argentina al regreso, asumiendo las consecuencias sanitarias, legales y económicas derivadas de la misma; tal y como la imposibilidad de iniciar el viaje con síntomas compatibles con COVID-19, la necesidad de contar con un servicio de salud del viajero COVID en el exterior para la cobertura médica y/o aislamiento, y de denunciar los lugares en donde estuvo los últimos 14 días previos al reingreso al país, entre otros”, se detalló.



Fuente

Apuesta Exitosa