En la mañana del 25 de febrero fue hallado un vehículo cargado de explosivos en el corazón de Bombay, cerca de la casa de Mukesh Ambani, el hombre más rico de Asia.

En los días siguientes apareció el cuerpo del presunto propietario del vehículo y, según reporta la prensa, un oficial de policía que conocía al fallecido fue arrestado.



Apuesta Exitosa