Una foto del 11 de agosto de 2020, cuando Lai Xiaomin compareció ante una corte de Tianjin, China (Photo by Handout / Second Intermediate People's Court of Tianjin / AFP)

Lai Xiaomin, ex- ejecutivo de entre los conglomerados financieros más esenciales de China, fue ejecutado este viernes tras ser culpado a muerte a inicios de mes en el que se considera por la prensa local como el “más grande caso de corrupción financiera” de la historia reciente del país.

Según una corto nota lanzada por el oficial Períodico del Pueblo, Lai fue ejecutado este viernes “conformemente con los métodos legales y con la aprobación del Tribunal Habitual Supremo de China”.

El pasado 5 de enero, un tribunal de la región china de Tianjin (nordeste) condenó a muerte Lai a por cargos de corrupción y bigamia.

Según las indagaciones, el viejo banquero -que fue expulsado del Partido Comunista de China (PCCh) en 2018– aceptó sobornos durante más de 1.788 millones de yuanes (277 millones de dólares americanos) entre 2008 y 2018, periodo en el que asimismo había sido uno de los más importantes líderes de la Comisión Reguladora de la Banca de China (CBRC).

La sentencia asegura que Lai pedía explícitamente los sobornos en lugar de ascensos o bien adjudicaciones de proyectos, algo que “puso en riesgo la seguridad y seguridad de las finanzas nacionales y tuvo un encontronazo popular increíblemente negativo”.

Las condenas a muerte son cada vez menos en esta clase de casos de corrupción en China, y frecuentemente vienen acompañadas de la llamada “prórroga de un par de años”, que piensa que no se ejecuta al culpado salvo que reincida en sus delitos en los un par de años siguientes a la sentencia, que acostumbra reducirse a cadena perpetua.

Cocina Diabetes

No obstante, en la situacion de Lai jugó en contra suya su condición de prominente cargo de múltiples organismos públicos y la “extrema gravedad” de sus delitos, según el tribunal.

El ex- banquero, detenido en 2018 y a quien el tribunal calificó de “anárquico y increíblemente avaricioso”, asimismo fue proclamado culpable de formar parte en la malversación de otros 25 millones de yuanes (3,9 millones de dólares americanos) de las cuentas de la sociedad estatal de administración de activos financieros que encabezaba.

Entre sus pertenencias figuraba un prominente número de inmuebles, relojes de gran lujo, vehículos, oro y compilaciones de arte.

De momento, y a pesar de que la Justicia ha ordenado la confiscación de sus activos, se prosiguen sin recobrar 104 millones de yuanes (16,1 millones de dólares americanos) conseguidos ilegalmente por Lai.

Huarong pertence a los 4 “bancos pésimos” de China, fundado en 1999 tras la crisis financiera asiática con la meta de purgar las insolvencias en el sistema bancario chino, si bien con la llegada de Lai empezó a invertir en activos de prominente peligro, según un reportaje emitido a inicios del año pasado por la televisión estatal CCTV.

En ese programa, Lai confesó que prefería los pagos en metálico y que conducía con el maletero lleno de dinero hasta un apartamento al que llamaba “el autoservicio”, en el que las autoridades hallaron más de 200 millones de yuanes (30,9 millones de dólares americanos) en efectivo.

Las confesiones retransmitidas por televisión cada vez son más comunes en China en casos de prominente perfil, y la campaña anticorrupción se encuentra dentro de los programas estrellas del presidente, Xi Jinping.

En 2019, China figuró en el puesto 80 en el índice de percepción de la corrupción que realiza anualmente Transparencia En todo el mundo, al nivel de países como India, Marruecos o bien Ghana.



Fuente

Apuesta Exitosa