Los datos brindados por la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA), reportados por los Coordinadores Regionales y basados en informes de ocupación hotelera o de reservas recopiladas por las Filiales informaron sobre el rotundo fracaso de la temporada de turismo en la Argentina, la cual dejó hoteles quebrados y cerrados.

Este jueves habrá en Buenos Aires una reunión presencial de Comité Ejecutivo de FEHGRA, y la crisis que golpea al sector ya es un tema recurrente; dentro de un mes la Federación elegirá nuevo presidente y otras autoridades y en ese contexto complicado el desafío de sostener los puestos de trabajo y las empresas abiertas será una tarea casi imposible, según informó Turismo 530.

La temporada estival estuvo marcada por la situación epidemiológica y por la crisis económica. El sector trabajó con aforos reducidos, al cincuenta por ciento los hoteles, restricciones horarias y de espacio para la gastronomía, y reducción de vuelos. Después de nueve meses sin ingresos, muchos hoteles decidieron no abrir sus puertas este verano. Calculan que uno de cada tres hoteles permaneció cerrado.

En la Ciudad de Buenos Aires, para mencionar el ejemplo más crítico, con un 90% de hoteles cerrados, el resto no llegó a un 10% de ocupación hotelera. Luego de un año de desastre económico, y sin respuestas del Gobierno de Rodríguez Larreta, recién ahora, de acuerdo a lo que reveló Turismo 530, la Legislatura Porteña tratará una exención en el ABL por el término de seis meses para el sector hotelero.

En ese sentido, el presidente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés de Buenos Aires, Ariel Amoroso sostuvo que «Hasta el momento no hubo una reactivación, ni en gastronomía ni en la hotelería, que está paralizada completamente, y a esto se añade la baja estacionalidad de la ciudad en los meses de enero y febrero y la quita de apoyo estatal para el sector». Por estos motivos especificó que: “Tenemos que buscar la manera de que podamos seguir manteniendo los apoyos oficiales, para que las empresas puedan seguir trabajando y de esta manera sostener los puestos de trabajo en los establecimientos que hace un año tienen sus puertas cerradas”.

Los datos aportados por las regionales de FEHGRA dan cuenta que, en todo el país, y desde que fue habilitada la actividad turística en diciembre de 2020 hubo alrededor de un 30% de establecimientos que no abrió.

En la Provincia de Buenos Aires, si bien la Costa Atlántica fue uno de los destinos más elegidos por los turistas durante enero, la ocupación promedió el 35%. La ocupación hotelera de Pinamar, Ostende y Cariló osciló el 50%; Miramar, el 40%; San Clemente del Tuyú y Mar de Ajó rondó el 35%; y Necochea, el 25%. Con un 36% de hoteles cerrados, en Mar del Plata, tuvo un promedio de ocupación del 27%.

Por otra parte, Tandil y San Pedro alcanzaron el 60% de ocupación; Junín y Baradero, el 50%; mientras que Pergamino, Carmen de Areco, San Nicolás y Chascomús tuvieron entre el 40 y 30% de ocupación. Todos esos porcentuales surgen no del total de plazas con los que cuenta habitualmente el destino, sino del total de plazas disponibles, descontados los hoteles cerrados y el aforo del 50% en cada establecimiento operativo.

En Córdoba, el 35% de los hoteles no estuvieron trabajando durante la temporada estival. En Villa Carlos Paz, hubo un 40% de ocupación promedio, con picos de mejora durante los fines de semana y mas de 70 hoteles cerrados. En Villa General Belgrano se alcanzó el 60% de ocupación, y en La Falda no llegaron al 30%.

En Patagonia, se destacaron especialmente Villa La Angostura y San Martín de los Andes, con 89 y 70%, respectivamente. Bariloche alcanzó el 58%; Puerto Madryn y Comarca los Alerces, 40%; Ushuaia y Neuquén Capital, 35%; la Costa de Río Negro, 30%; El Calafate, 25%; y Trelew, 20%.

En el NEA, Rosario, Santa Fe y Rafaela no superaron el 20%, igual que Chaco. Paraná 36%, Colón y Gualeguaychú estuvieron entre un 35 y 40% de ocupación; mientras que Concepción del Uruguay llegó al 50%.

En el NOA, Catamarca reportó 25% de ocupación; y Jujuy, un 20%. En Santiago del Estero, informan un 20% de ocupación, con el 50% de los hoteles cerrados; y puntualmente en Las Termas de Río Hondo solo están abiertos el 15% de los hoteles.

Preocupación de la dirigencia

Para la presidenta de FEHGRA, Graciela Fresno, “La situación actual de la hotelería y la gastronomía es muy crítica. La caída de la actividad es impactante, pero además la recuperación está siendo mucho más lenta que en el resto de los sectores económicos. El escenario es aún más pesimista que el peor de nuestros pronósticos». Según sus datos, en el aislamiento, el 90% de los establecimientos se endeudó «para mantener la empresa viva». De no contar con asistencia estatal calcula que el 95% «no podrá afrontar sus costos» y agrega que «por eso, insistimos en la importancia de seguir teniendo asistencia del Gobierno Nacional. Desde enero ya no estamos accediendo a los ATP, una herramienta que durante estos meses fue imprescindible para que no haya aún más destrucción de empleo”.

El sector nuclea a mas de 600.000 trabajadores en blanco y es por ello que FEHGRA envió una carta al presidente Alberto Fernández para que conozca cual es la realidad del sector, a veces la cantidad de turistas no se traduce en una reactivación de la hotelería y la gastronomía. «Muchos tienen miedo a viajar y los que lo hacen en su mayoría se alojaron en casas o en departamentos propios, prestados o de alquiler»-sostuvo Fresno en declaraciones radiales.

Por su parte Paulo Lunzevich, actual vicepresidente de FEHGRA, sostuvo que «la situación que vivimos es dramática, cada informe que recibimos es peor al anterior; el turismo se sigue desplomando. No hay antecedentes de un desastre similar, necesitamos que se tome consciencia de la magnitud de este efecto devastador».

Santiago Lucenti, presidente de la Asociación Hotelera, Gastronómica y Afines de Puerto Iguazú, confirmó que hay «un número importante de grandes hoteles que no abrieron. No hay demanda internacional, pocos vuelos y con altas tarifas. No vemos una recuperación hasta 2022. El dirigente empresario sostuvo que «algunos hoteles analizan cerrar después de Semana Santa».

Cocina Diabetes

Willy Querciali, presidente del Instituto Fueguino de Turismo y ex directivo de FEHGRA, explica que -en concordancia con la media nacional- en Ushuaia «hay aproximadamente un 30% de los hoteles cerrados», la buena noticia ante tantas malas es que ninguno lo hizo de manera definitiva, son todos cierres temporales, como el del Hotel Arakur, uno de los mejores del país que está inactivo desde hace un año y prevé su reapertura para julio de 2021 si las condiciones lo permiten.

Eduardo Kira, de la Filial FEHGRA de Salta, opina que con lo destinado al programa Pre Viaje «que benefició a un porcentaje menor y sectorizado, se podrían haber mantenido los ATP para todos». Pero cuando calculamos lo destinado a Pre Viaje -15.000 millones de pesos-, la cifra hubiera alcanzado solamente para asistir durante dos meses a todo el sector. En tanto el presidente de la Asociación Hotelera Gastronómica de Bariloche, Claudio Roccatagliata, sostuvo que “la realidad de la mayoría de los hoteles es que están todos viendo cómo levantan la mochila de las deudas de 2020? y agregó que «ahora el desafío será cómo llegar a la temporada invernal, y lograr que comience a principios de julio y llevarla hasta septiembre, aunque va a ser un invierno duro, seguramente sin Brasileños, son unos 40.000 pasajeros menos y sobre todo los turistas de mayor poder adquisitivo que hacen la diferencia en la temporada».

Para aportar mas datos de los 600 hoteles habilitados en la ciudad de Mar del Plata, 150 no abrieron en la temporada, según declaraciones de Jesús Osorno, de la Asociación Hotelera Gastronómica de esa ciudad a un matutino porteño a fines de febrero. El empresario calificó de «horrible» esta etapa, con una ocupación promedio del 25% en enero y con tarifas «moderadas, que hacen imposible pagar nueve meses de inactividad». Desde Córdoba, Fernando Desbots resaltó que «no hubo temporada»; los hoteles trabajaron entre 20% y 30% en el caso de los que abrieron. Los turistas eligieron cabañas y casas. Con el gremio calculan que hay más de cien que no abrieron. La situación se da especialmente en los más grandes.

Por último, Gabriela Akrabian, vicepresidenta primera de la AHRCC y presidenta de la Cámara de Hoteles de la Ciudad de Buenos Aires, sostuvo que «no queremos ganar, queremos subsistir» y resaltó que en enero cerraron definitivamente quince hoteles en CABA, esto «preocupa y mucho ya que en Argentina sufrimos muchas crisis económicas pero ninguna duró tanto como para llevarnos a un año sin facturación, como nos está ocurriendo ahora, y si tenemos en cuenta que enero y febrero es temporada baja para la ciudad, mas el poco movimiento turístico que hay actualmente y sin extranjeros, se hace imposible sostener una empresa y seguir pagando los gastos fijos que tenemos».

Ultima encuesta de ocupación hotelera publicada por el INDEC

Cifras estimadas a enero de 2021
Se presentan los datos de 7 regiones turísticas. Para enero de 2021, se estimaron 2,9 millones de pernoctaciones en establecimientos hoteleros y parahoteleros. Esto implica una disminución de 54,2% respecto del mismo mes del año anterior. Las pernoctaciones de viajeros residentes registraron una caída de 45,2% y las de no residentes disminuyeron 96,6%.
El total de viajeros hospedados fue 970.944, tuvo una variación negativa de 55,9% respecto al mismo mes del año anterior. La cantidad de viajeros residentes bajó 44,7% y la de no residentes disminuyó 95,8%. El 97,9% del total de los viajeros hospedados fueron viajeros residentes.

Las regiones Buenos Aires, Córdoba y Patagonia concentraron los mayores porcentajes de las pernoctaciones que realizaron los turistas en el mes, 24,4%; 24,2%; y 22,5%, respectivamente.

En el total de país, pernoctaciones por categoría del establecimiento, según dondición de residencia se registraron los siguientes datos:
Hoteles de 4 y 5 estrellas: 564.331 noches
Hoteles 3 estrellas, apart y boutique: 826.407 noches
Hoteles 1 y 2 estrellas: 451.733 noches
Parahotelero: 1.000.976 noches

Más datos sobre la Coyuntura Sectorial (gastronomía y hotelería)

El último Relevamiento sobre el Impacto del COVID-19 en el Sector Hotelero y Gastronómico que dio a conocer FEHGRA, fue el realizado en Noviembre 2020, a través de Invecq Consultora Económica. Según estos reportes, la situación del sector es peor que la del resto de los sectores de la economía argentina. Hay un informe actualizado que aun no dieron a conocer y con resultados de una situación peor aún.

Durante el período de Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO), el 90% de la hotelería y la gastronomía debió endeudarse para mantener la empresa viva, y, de no contar con la asistencia del Gobierno, el 95% del sector no podrá afrontar sus costos cotidianos.

El 75% del sector prevé volver al nivel de actividad pre pandemia dentro de un año o después.

El segmento hotelero registra al mes de septiembre una caída de ocupación del 96% en relación con el año pasado, es decir, que prácticamente la totalidad de los establecimientos se encuentra vacíos desde marzo. Por su parte, actualmente el segmento gastronómico registra una caída de actividad del 65%.

Las estadísticas de la AFIP dan cuenta de que la tasa de desaparición de empresas del sector hotelero y gastronómico es del doble que en el promedio de la economía.

Al mismo tiempo, las estadísticas del INDEC correspondientes al segundo trimestre del año indican que el sector hotelero y gastronómico es el que mayor destrucción de puestos de trabajo ha registrado en toda la economía.

La realidad se asemeja al escenario más pesimista que esperaba el sector al inicio de la crisis sanitaria y la cuarentena.
Todos estos datos, aportados por el propio Estado Nacional, exponen que la situación del sector es de extrema gravedad, de magnitudes históricas y muchísimo más grave que en el resto de la economía.

¿Qué representa la Hotelería y la Gastronomía argentina? (*)
-Representa el 3% del Valor Bruto de Producción (VBP).
-Creció más que la economía en su conjunto en los últimos 15 años, siendo un sector líder. Es el -segundo sector en importancia medido por el derrame en el resto de la economía.
-El 4% de los puestos de trabajo totales del sector privado son generados por la hotelería y la gastronomía, es decir, más de 650.000 puestos de trabajo.
-En los últimos 15 años el sector aumentó 77% los puestos de trabajo registrados generados. En el mismo período la economía en total generó un crecimiento del empleo de aproximadamente la mitad: 41%.
-Cuarto sector de la economía según intensidad del factor de trabajo (relación de producción y empleo).
-El complejo turístico es el tercer exportador y generador bruto de divisas.



Fuente

Apuesta Exitosa