El Senado de Estados Unidos confirmó el jueves a dos nuevos miembros de la administración de Joe Biden: Xavier Becerra, el primer hispano en convertirse en secretario de Salud, y William Burns como nuevo jefe de la Agencia Central de Inteligencia (CIA). Con el visto bueno de Burns, Biden completó su equipo de seguridad nacional de alto nivel.

Burns, de 64 años y uno de los diplomáticos más experimentados del país, obtuvo un amplio apoyo bipartidista. Fue confirmado por el voto unánime de los senadores después de que el republicano Ted Cruz levantara la reserva que había hecho a la nominación en relación con el gasoducto de gas natural Nord Stream 2 de Rusia con Alemania.

La directora de Inteligencia Nacional, Avril Haines, elogió a Burns, exsubsecretario de Estado, como un «servidor público extraordinario» que se ha ganado el respeto dentro y fuera del gobierno por sus varias décadas de servicio de Estados Unidos, según afirmó. Durante su audiencia de confirmación en el Senado, en enero, Burns aseguró que tenía un conocimiento profundo de la CIA, con la que ha trabajado habitualmente en su carrera.

Artífice del diálogo con Teherán que desembocó en el acuerdo nuclear internacional en 2015, consideró que Estados Unidos debería «hacer todo lo posible para evitar que Irán desarrolle un arma nuclear». También dijo que la actitud «depredadora» del gobierno chino representaba el «mayor desafío geopolítico» para Estados Unidos, informó AFP.

Cocina Diabetes

A diferencia de Burns, Becerra fue confirmado con 50 votos a favor y 49 en contra, todos republicanos. Este abogado de 63 y raíces mexicanas escribió en Twitter sentirse «honrado» y «listo» para encabezar el Departamento de Salud y Servicios Humanos, que actualmente lidera la lucha nacional contra el coronavirus.

Los demócratas presentaron a Becerra como un defensor de la atención médica que mejorará las condiciones de salud, la cobertura y la asistencia sanitaria de todos los estadounidenses. Miembro de la Cámara de Representantes durante más de dos décadas y luego fiscal general de California, Becerra ha sido un enérgico partidario de la política de salud del expresidente Barack Obama, muy atacada por el exmandatario Donald Trump y los republicanos.

El líder de los demócratas en el Senado, Chuck Schumer, dijo que los republicanos se quejaron de la falta de experiencia de Becerra como profesional médico, aunque confirmaron a Alex Azar, un ejecutivo farmacéutico que «elevó los precios de los medicamentos y trató de socavar la legislación de salud de (la) nación».

Los republicanos también consideraron a Becerra demasiado progresista. «Becerra ha hecho una carrera promoviendo prioridades de extrema izquierda, como atención médica gratuita para inmigrantes ilegales, fronteras abiertas y ninguna restricción al aborto», tuiteó el senador republicano Steve Daines.

Además de Becerra, cuya madre es de ascendencia mexicana, otros latinos han sido confirmados en el gabinete de Biden: Alejandro Mayorkas, nacido en Cuba y el primer hispano en encabezar el Departamento de Seguridad Interior (DHS), y Miguel Cardona, de ascendencia puertorriqueña, al frente del Departamento de Educación.





Fuente

Apuesta Exitosa